Rie y llora

Rie y llora. Reír es casi igual de importante que llorar. Llora lo más que puedas. La risa y el llanto se llegan a tocar en la alegría. La integridad se basa en externar sentimientos.

Cuidado con agredir

Cuando te propongan hacer algo que vaya a dañar a alguien, no lo hagas. Si te trae un beneficio, piensa que no vale la pena. No guardes nada oscuro en tu corazón, ni remordimientos ni arrepentimientos, ni envidias, ni frustraciones.