Ten la confianza

Si por íntegro vas a perder tu trabajo, ten la confianza que Dios te levantará para otro trabajo mucho mejor.
Si por íntegro vas a perder amigos, ten la confianza que Dios te va a brindar mejores.
Si por integridad pierdes al novio o la novia con la que te ibas a casar, ten la seguridad que Dios te dará la pareja perfecta para tu vida.

Cuando te juzgan

¿Sabes por qué ocultas tus errores? Por temor a que te juzguen. Cuando te juzgan manipulan tu consciencia, cuando manipulan tu consciencia careces del poder para salir adelante.

Eso se llama integridad

Integridad no es que no cometas faltas, integridad es que aceptes y reconozcas tus faltas.
Alguien te puede decir tus faltas de buena forma y otros de mala forma, pero al final del día, en la meditación de la noche, con tu cabeza sobre tu almohada puedes decir: “Señor, reconozco mi falta”. ¡Eso se llama integridad!