Un profesor


Profesor reprueba a la totalidad de la clase
 
En una universidad, un profesor de economía reprobó a toda la clase. 
 
Esa clase en particular, había insistido en que el socialismo realmente funcionaba: con un gobierno asistencial intermediando la riqueza, nadie sería pobre pero nadie sería rico, todo sería igual y justo.
 
Entonces, el profesor les dijo: 
 
Vamos a hacer un experimento socialista en esta clase. 
En vez de dinero, usaremos sus notas, las que obtengan de las pruebas. 
Todas las notas seran concedidas con base de la media de la clase. 
Todos recibirán las mismas notas, lo que en teoría, significa que nadie será reprobado, así como también que nadie recibirá un 10. 
 
Tras la primera prueba, el profesor calculó la media y  todos recibieron un 7.
 
Así, quien estudió con dedicación quedó indignado, pero los alumnos que no se esforzaron, quedaron muy felices con el resultado. 
 
Tras la aplicación de la segunda prueba, los estudiantes flojos estudiaron mucho menos -ellos esperaban sacar notas buenas de cualquier forma; y los que al inicio habían estudiado mucho, decidieron que ellos también aprovecharían el tratamiento propuesto para sus notas. Como resultado, la media de la segunda prueba fue de 4.
 
Por supuesto, a nadie le gustó…
 
Después de la tercera prueba, la media general fue de 1.
 
Si bien, las notas no volvieron a niveles más altos, los desacuerdos entre los estudiantes y la búsqueda de culpables, se llenaron de malas palabras, que pasaron a ser parte de la atmósfera de la sala de aquella clase. La búsqueda de “justicia” entre los estudiantes, había sido la causa principal de las quejas, mientras que el odio y el sentido de injusticia se convirtieron en parte común de ese grupo. 
 
Al final de todo, nadie quería estudiar más para beneficiar al resto de los estudiantes del curso….
 
Por tanto, todos los alumnos repetirían aquella materia…
 
Para su gran sorpresa, el profesor explicó: 
 
El experimento socialista fracasó, porque cuando la recompensa es grande, el esfuerzo por el éxito individual es grande; pero, cuando el gobierno quita todas las recompensas, tomando los logros de otros para darlos a los que no batallaron por ellas, entonces nadie más va querer hacer su mejor esfuerzo.  Tan simple, como por ejemplo Cuba, Corea del Norte y Venezuela…
 
1. No se puede llevar al más pobre a la prosperidad, quitando la prosperidad del más rico. 
 
2. Para cada uno que recibe sin haber tenido que trabajar, hay una persona trabajando sin recibir. 
 
3. El gobierno no consigue dar nada a nadie, sin que para ello tenga que quitar algo a otra persona. 
 
4. Al contrario de lo que predica el socialismo, es imposible multiplicar la riqueza intentando dividirla. 
 
5. Cuando la mitad de la población entiende la idea de que no necesita trabajar, la otra mitad entiende que no vale la pena trabajar para sustentar a la primera mitad. 
A partir de esta simple explicación, ya sabemos que el socialismo ni es bueno, ni funciona. Quienes opinan lo contrario, lo hacen por ignorancia, y cambiaran su opinión, cuando el dinero de los demás se acabe…

Esta vida se va a ir rápido


Esta vida se va a ir rápido:
No pelees  con la gente.
No critiques.
No te quejes.
No pierda el sueño por las cuentas.
No dejes de besar a tus amores.
Ten tus perros más cerca.
No guardes las copas por mucho tiempo.
Utiliza la nueva vajilla.
Gasta tus tenis favoritos.
Repite tus ropas favoritas.
Escapate de vez en cuando.
Llama ahora.
Perdona ahora.
Perdona más.
Abraza más.
Vive más intensamente y deja el resto en las manos de Dios.