Confia


Confia en tu propia fuerza. 
Toma por estrellas la fe, la honestidad y la dedicacion. 
No tomes demasiados consejos.
Agarra el timón y dirige tu barco.
Recuerda que el arte de mando es tomar una participación equitativa en el trabajo. 
Apunta arriba del objetivo.
Energía y determinación invencible, con el motivo correcto, son las palancas que mueven el mundo.