Discurso de Bill Gates en una escuela.


Muy conciso, todos esperaban que fuera a hacer un discurso de una hora o más, habló menos de 5 minutos, le aplaudieron más de 10 minutos sin parar, dió las gracias y se fue enseguida en su helicóptero.*

 

Regla 1

La vida no es fácil, acostúmbrate a ello

 

Regla 2

El mundo no está preocupado por  tu autoestima.

El mundo espera que  hagas algo útil por él ANTES de sentirte bien contigo mismo.

 

Regla 3

No ganarás 20.000 al mes nada más salir de la escuela.

No serás vicepresidente de una empresa con coche y teléfono a tu disposición, antes de conseguir comprar tu propio coche y teléfono.

 

Regla 4

Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un Jefe.

Él no tendrá piedad de ti.

 

Regla 5

Vender papel usado o trabajar los festivos no es ser lo último en la escala social

Tus abuelos tenían una palabra diferente para eso: lo llamaban  oportunidad.

 

Regla 6

Si fracasas, no es culpa de tus padres. Por tanto no te lamentes de sus errores, aprende de ellos.

 

Regla 7

Antes de  nacer tú, tus padres no eran tan críticos como ahora. Ellos se volvieron así por pagar tus cuentas, lavar tus ropas y oírte decir que son “ridículos”. Por tanto, antes de salvar el planeta para la próxima generación, queriendo remediar los errores de la generación de tus padres, intenta limpiar tu propia habitación.

 

Regla 8

La escuela puede haber eliminado la distinción entre vencedores y perdedores, pero la vida no es así. En algunas escuelas no repites el curso y tienes las oportunidades que necesites hasta aprobar.

Esto no se parece en nada a la vida real. Si fallas, estás despedido, ¡¡¡PUERTA !!!

Así que acierta a la primera.

 

Regla 9

La vida no está dividida en trimestres.

Tú no tendrás siempre los veranos libres y es poco probable que otros empleados te ayuden a cumplir tus tareas al final de cada período.

 

Regla 10

La televisión NO es la vida real.

En la vida real, las personas tienen que dejar el bar o la discoteca e ir a trabajar.

 

Regla 11

Sé legal con los chapones (aquellos estudiantes que los demás juzgan que son  bobos). Existe una gran probabilidad de que tengas que trabajar PARA uno de ellos.