Empatía


El dolor y la alegría nos dan una gran enseñanza: El ser empáticos. La empatía nos transporta dentro del alma y corazón de la otra persona. En esos momentos, podemos conocer sus penas y alegrías, y sentirlas como si fueran nuestras.