Enojarnos a propósito


Enojarnos es fácil, pero debemos aprender a enojarnos con la persona adecuada, a un nivel adecuado, en el momento adecuado, por la razón adecuada y de la manera adecuada. Si expresamos nuestro enojo de la manera adecuada, lograremos expresar la gravedad de la situación sin dañar las relaciones y sin lastimar.
Lograremos el producir el efecto que deseamos.