Ley de la atracción


Estás pensando en deudas, estás esperando deudas.
Así que la deuda ha de aparecer para que no pienses que estás loco. 
Cada día confirmas tu pensamiento:
¿Voy a tener una deuda? Sí, la deuda está allí.
¿Por qué? Porque esperabas que así fuera.
De modo que se ha manifestado, porque la ley de la atracción siempre obedece a tus pensamientos.
Hazte un favor: ¡espera un cheque!.