Secretos de Belleza de la Mujer


Para tener labios atrayentes, diga palabras dulces.

Para tener ojos bellos, procure ver el lado bueno.

Para tener un bello cuerpo, divida su comida con los hambrientos.

Para tener cabellos bonitos, deje que un niño pase sus dedos por ellos.

Para tener buena postura, camine con otros.

Las personas, mucho más que las cosas, pueden ser restauradas, revividas, rescatadas y redimidas; jamás descarte a alguien.

Acuérdese que, si alguna vez precisa de una mano amiga, usted la encontrará al final de su brazo.

Tenemos dos manos, una para ayudarnos a nosotros mismos, y la otra para ayudar al prójimo.

La belleza de una mujer no está en sus ropas, ni en su cuerpo, ni en  su cabello. La belleza de una mujer esta en sus ojos, porque ésta es la puerta de su corazón. Está en el cariño que da, en la pasión que demuestra.

Cuídate cuando haces llorar a una mujer, pues Dios cuenta sus lágrimas. La mujer fue hecha de la costilla del hombre, no de los pies, para ser pisada, ni de la cabeza, para ser superior, pero si de su lado para ser igual. Debajo del brazo para ser protegida y del lado del corazón para ser AMADA.