Principio del vacio


¿Usted tiene el habito de juntar objetos inútiles en este momento, creyendo que un día (no sabe cuándo) podrá precisar de ellos?

¿Usted tiene el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usa hace bastante tiempo?

…¿Y en su interior?…¿tiene usted el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos, etc?

No haga eso. Es anti-prosperidad.

Es preciso crear un espacio, un vacio, para que las cosas nuevas lleguen a su vida.

Es preciso eliminar lo que es inútil en usted y en su vida, para que la prosperidad venga.

Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá todo lo que usted desea.

Mientras usted esté  material o emocionalmente cargado de cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades.

Los bienes precisan circular. Limpie los cajones, los armarios, el cuarto del fondo, el garaje.

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarran su vida.

No son los objetos guardados que estancan su vida, sino el significado de la actitud de guardar. Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia.

Es creer que mañana podrá faltar, y usted no tendrá medios de proveer sus necesidades.

Con esa postura, usted esta enviando dos mensajes a su cerebro y para su vida:

1. Usted no confía en el mañana

2. Usted cree que lo nuevo y lo mejor NO son para usted, ya que se alegra con guardar cosas viejas e inútiles.

3. Deshágase de lo que perdió el color y el brillo y deje entrar lo nuevo en su casa…y dentro de sí mismo.