Simples concejos para vivir feliz


* Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

* Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.

* Disfruta de la música que te gusta tu solo.

* Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

* Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

* Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa y llámales.

* Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

* Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

* No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas que está perdiendo el pelo. Ya lo saben.

* Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche.

* Anímate a presentarte a quien te cae bien con una sonrisa y diciendo: Hola, mi nombre es…

* Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

*Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

* Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir). III OCT 09

* Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

*Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.

* Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también el gran riesgo.

* No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

* No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.

* Envía las fotos a las personas que aparezcan en ellas.

* No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

* No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

* Cuidado con el confort y la comodidad, pueden degradar tu calidad de persona.

* Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

* La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

* Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

* Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

* La gente feliz disfruta de todo lo que Dios pone en su camino.