El papel arrugado


Mi carácter impulsivo, me hacía reventar en cólera a la menor provocación.

 

La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzada y me esforzaba por consolar a quien había dañado.

 

Un día un psicólogo, quién me vió dando excusas después de una explosión de ira.

Me entregó un papel liso y me dijo: Arrugalo.

 

Asombrada, obedecí e hice una bola con el papel.

 

Luego me dijo:

Ahora déjalo como estaba antes.

 

Por supuesto que no pude dejarlo como estaba.

Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas.

 

Entonces el psicólogo dijo:

“El corazón de las personas es como ese papel.

La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. ”

 

Aunque intentemos enmendar el error,  ya estará  “marcado”.

 

Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos palabras llenas de odio y rencor, y luego, cuando pensamos en ello, nos arrepentimos.

 

Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado.  Y lo mas triste es que dejamos “arrugas” en muchos corazones.

 

Vecinos, Hermanos, Amigos, Empleados, Esposos, Hijos, Colegas, Padres, Familia.

 

Desde hoy, sé más compresivo y más paciente.  Cuando sientas ganas de estallar recuerda  El Papel Arrugado.

Secretos de Belleza de la Mujer


Para tener labios atrayentes, diga palabras dulces.

Para tener ojos bellos, procure ver el lado bueno.

Para tener un bello cuerpo, divida su comida con los hambrientos.

Para tener cabellos bonitos, deje que un niño pase sus dedos por ellos.

Para tener buena postura, camine con otros.

Las personas, mucho más que las cosas, pueden ser restauradas, revividas, rescatadas y redimidas; jamás descarte a alguien.

Acuérdese que, si alguna vez precisa de una mano amiga, usted la encontrará al final de su brazo.

Tenemos dos manos, una para ayudarnos a nosotros mismos, y la otra para ayudar al prójimo.

La belleza de una mujer no está en sus ropas, ni en su cuerpo, ni en  su cabello. La belleza de una mujer esta en sus ojos, porque ésta es la puerta de su corazón. Está en el cariño que da, en la pasión que demuestra.

Cuídate cuando haces llorar a una mujer, pues Dios cuenta sus lágrimas. La mujer fue hecha de la costilla del hombre, no de los pies, para ser pisada, ni de la cabeza, para ser superior, pero si de su lado para ser igual. Debajo del brazo para ser protegida y del lado del corazón para ser AMADA.

Lo que te hace mejorar:


“La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al Infinito. Es aquella que te hace mejor.”

Qué es lo que me hace mejor?”

Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético… La religión que consiga hacer eso de ti es la mejor religión.

Lo que realmente importa es tu conducta delante de tu semejante, de tu familia, de tu trabajo, de tu comunidad, delante del mundo.

El Universo es el eco de nuestras acciones y nuestros pensamientos.

La Ley de Acción y Reacción no es exclusiva de la Física. Es también de las relaciones humanas.

Si yo actúo con el bien, recibiré el bien.

Si actúo con el mal, recibiré el mal.

Tendrás siempre el doble de aquello que desees a los otros.

Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección.

Cuida tus Pensamientos porque se volverán Palabras.

Cuida tus Palabras porque se volverán Actos.

Cuida tus Actos porque se harán Costumbre.

Cuida tus Costumbres porque forjarán tu Carácter.

Cuida tu Carácter porque formará tu destino.

Y tu Destino será tu vida.