Paradojas


“El corazón tiene razones que la razón no tiene” (Pascal).

 

Paradoja de la Ceguera:

“Lo esencial es invisible a los ojos. Sólo se ve con el corazón” (El Principito).

 

Paradoja de la Improvisación:

“La mejor improvisación es la adecuadamente preparada”.

 

Paradoja de la Ayuda:

“Si deseas que alguien te haga un trabajo, pídeselo a quien esté ocupado; el que está sin hacer nada te dirá que no tiene tiempo”.

 

Paradoja del Dinero:

“Era un hombre tan pobre, tan pobre, tan pobre, que lo único que tenía era dinero”.

 

Paradoja del Tiempo:

“Vete despacio que tengo prisa”.

 

Paradoja de la Rapidez:

“No llega antes el que va más rápido, sino el que sabe dónde va” (Séneca).

 

Paradoja de la Sabiduría:

“Quien sabe mucho, escucha; quien sabe poco, habla. Quien sabe mucho, pregunta; quien sabe poco, sentencia”.

 

Paradoja de la Generosidad:

“Cuanto más damos, más recibimos”.

 

Paradoja del Conocimiento:

“El hombre busca respuestas y encuentra preguntas”.

 

Paradoja del Silencio:

“El silencio es el grito más fuerte” (Shopenhauer).

 

Paradoja del Expertise:

“No hay nada peor que un experto para evitar el progreso en un campo”.

 

Paradoja de la Riqueza:

“No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”.

 

Paradoja del Cariño:

“Mientras más amor das, más te llenas amor”.

 

Paradoja del Disfrute:

“Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta  y gozamos poco de lo mucho que tenemos” (Shakespeare).

Competencias que te conviene tener para ser más competente:


1.        Autonomía: Capacidad de analizar, decidir y tomar tus riesgos, sin esperar o depender de otros.
2.        Numérica: Habilidad para entender y operar problemas numéricos.
3.        Científica: Técnicas para analizar, interpretar y planear.
4.        Tecnológica: Para aprovechar las nuevas herramientas que multiplican tu poder de hacer.
5.        Aprendizaje: Saber aprender con eficiencia y mantenerse estudiando.
6.        Ciudadanía: Para ser parte activa de tu comunidad. Conocer tus obligaciones, derechos y responsabilidades.
7.        Lingüística: Hablar y escribir bien para comunicarte con efectividad y eficiencia.

8.        Financiera: Capacidad para generar y administrar dinero.

Premisas


1.- Usted no puede crear prosperidad destruyendo a la iniciativa privada.

2.- Usted no puede fortalecer al débil debilitando al fuerte.

3.- Usted no puede levantar a los pequeños aplastando a los grandes.

4.- Usted no puede ayudar al pobre destruyendo al rico.

5.- Usted no puede mejorar al asalariado bloqueando a quien paga el salario.

6.- Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.

7.- Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad incitando el odio.

8.- Usted no puede garantizar su seguridad con dinero prestado.

9.- Usted no puede formar el carácter de las personas quitándoles su independencia.

10.- Usted no puede ayudar a los demás realizando por ellos lo que pueden hacer por sí mismos.

Oportunidad para mejorar


Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Entonces se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda roca.

Algunos de los comerciantes más adinerados y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta. Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra del camino.

Un campesino vino, y llevaba una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en  el piso y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró. Mientras    recogía su carga de vegetales, notó una bolsa en el  suelo, justo donde había estado la roca.

Contenía monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que  el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

Cada obstáculo es una oportunidad para mejorar la condición de uno,  y a veces, hasta la de los demás.

No juzquemos


Un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó en una mesa. La mesera puso un vaso de agua frente de él. “¿cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?”, pregunto el niño. “cinco pesos”, respondió la mesera. El niño metio su mano a su bolsillo y conto sus monedas.  “¿y cuánto cuesta un helado solo?”, volvió a preguntar. – algunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya  estaba impaciente. “cuatro pesos”, dijo ella bruscamente. El niño volvió a contar su dinero. “quiero el helado solo”, dijo el niño. La mesera le trajo  el helado, puso la cuenta en la mesa y se fue.  el niño terminó el helado, pagó y se fue. Cuando la mesera volvió, empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. allí, junto al plato vacío, había cinco monedas de a peso… Una de propina.

Algunas estadísticas


Países más grandes en km2:

Rusia     17.1

Canadá  10.0

China       9.3

EU           9.2

Brasil       8.5

Australia  7.6

 

Países con mas billonarios:

EU          269

Japón       29

Alemania  28

Italia         17

Canadá     16

Suiza        15

Francia     15

México     13

 

Países mas limpios:

Finlandia

Noruega

Canadá

 

 

Mas poblados:

China     1,300

India      1,080

EU           292

Indonesia  242

Brasil        186

 

% de niños nacidos con peso bajo:

México   9.4

Japón     8.6

Hungría  8.4

 

La mayor esperanza de vida:

Andorra        83.5

San Marino   81.6

Japón           81.2

Singapur       80.7

Australia       80.4

 

Divorcios por cada 1,000 hab.:

Maldivas    10.97

Bielorrusia   4.63

EU              4.34

Cuba           3.72

Estonia       3.65

 

Suicidios por 100,000 hab.:

Lituania      42.0

Rusia         37.4

Bielorrusia  35.0

Latvia         34.3

Estonia       33.2

 

Millones de carros fabricados:

Japón               8.62

Alemania          5.12

EU                   5.02

Francia             3.28

Corea del Sur    2.65

 

Consumo de alcohol:

Luxemburgo      14.9

Irlanda               14.2

Portugal             13.0

Hungría              12.3

Checoslovaquia  11.8

 

Vacas en millones:

India         226.1

Brasil       176.5

China       108.3

EU             96.1

Argentina    50.9

La fabula del tonto


Se cuenta que en una ciudad, un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz, que vivía haciendo pequeños mandados.

Diariamente algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 400 Reales y otra de menor tamaño, pero de 2000 reales.

Él siempre cogía la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, le llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y este le respondió:

– Lo sé, dijo, vale cinco veces menos, pero el día que escoja la otra, el juego acaba y no voy a ganar más mi moneda.

 

Esta historia podría concluir aquí, como un  simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.

La segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos tontos de la historia?

La tercera: Una ambición desmedida puede acabar por cortar tu fuente de ingresos.

Pero la conclusión más interesante es:

Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros mismos. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

Dios provee


Con dinero podemos comprar una cama, pero no un sueño.

Libros, pero no cultura.

Comida, pero no apetito.

Adornos, pero no la belleza

Una casa, pero no un hogar.

Medicinas, pero no salud.

Lujos, pero no simpatía.

Diversiones, pero no felicidad.

Un crucifijo, pero no un Salvador.

Una iglesia, pero no un cielo.

Y recuerda lo que el dinero no puede comprar, ¡Dios nos lo da diariamente sin cobrar!

Escrito por el reconocido y genial Armando Fuentes Aguirre: CATÓN


Me propongo demandar a la revista “Fortune”, pues me hizo víctima de  una omisión inexplicable. Resulta que publicó la lista de los hombres más ricos del planeta, y en esta lista no aparezco yo.

Aparecen, sí, el sultán de Brunei, aparecen también los herederos de Sam Walton y Takichiro Mori. Figuran ahí también personalidades como la Reina Isabel de Inglaterra, Stavros Niarkos y los mexicanos Carlos Slim y Emilio Azcárraga. Sin embargo a mí no me menciona la revista. Y yo soy un hombre rico, inmensamente rico. Y si no, vean ustedes: Tengo vida, que recibí no sé por qué, y salud, que conservo no sé cómo. Tengo una familia: esposa adorable que al entregarme su vida me dio lo mejor de la mía; hijos maravillosos de quienes no he recibido sino felicidad; nietos con los cuales ejerzo una nueva y gozosa paternidad. Tengo hermanos que son como mis amigos, y amigos que son como mis hermanos.

Tengo gente que me ama con sinceridad a pesar de mis defectos, y a la que yo amo con sinceridad a pesar de mis defectos. Tengo cuatro lectores a los que cada día les doy gracias porque leen bien lo que yo escribo mal. Tengo una casa, y en ella muchos libros (mi esposa diría que tengo muchos libros, y entre ellos una casa). Poseo un pedacito del mundo en la forma de un huerto que cada año me da manzanas que habrían acortado aún más la presencia de Adán y Eva en el Paraíso. Tengo un perro que no se va a dormir hasta que llego, y que me recibe como si fuera yo el dueño de los cielos y la tierra. Tengo ojos que ven y oídos que oyen; pies que caminan y manos que acarician; cerebro que piensa cosas que a otros se les habían ocurrido ya, pero que a mí no se me habían ocurrido nunca. Soy dueño de la común herencia de los hombres: alegrías para disfrutarlas y penas para hermanarme a los que sufren. Y tengo fe en un Dios bueno que guarda para mí infinito amor.

¿Puede haber mayores riquezas que las mías? ¿Porqué, entonces, no me puso la revista “Fortune” en la lista de los hombres más ricos del planeta?”

Virtud


Es una cosa buena la virtud, que hasta sus mismos enemigos la aplauden y la admiran.

“Aquel que estima más al oro que a la virtud necesariamente ha de perder ambos.” – Confucio.