Carpintería


Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. 
Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. 
El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. 
¿La causa? 
¡Hacía demasiado ruido! 
Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.
 
El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; 
dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
 
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. 
Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
 
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro, 
que siempre se excedía midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
 
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. 
Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. 
Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un precioso mueble.
 
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. 
Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: 
“Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. 
Eso es lo que nos hace valiosos. 
Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos”.
 
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, 
la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
 
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. 
Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.
 
Ocurre lo mismo con los seres humanos. 
Observen y lo comprobarán. 
Cuando en un grupo se buscan a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. 
En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.
 
Es fácil encontrar defectos, cualquiera puede hacerlo, pero encontrar cualidades, 
eso es para espíritus superiores que son capaces de inspirar los éxitos humanos.

Felipe Cubillos


Esto lo escribió Felipe Cubillos (1962-2011), empresario y millonario Chileno quién después de forjar una gran fortuna, se dedicó a la filantropía y después del terremoto montó una empresa para la reconstrucción de Chile. Falleció en accidente aéreo en la isla “Juan Fernández”.

1. Acerca de DIOS y el CIELO: creo que si actuamos haciendo el bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe; y si no existe, habremos tenido nuestro propio Cielo en ésta Tierra. A Dios no lo encontré sólo en el mar del sur, en las nubes, en las tormentas, en las olas, ni en la meta, ni en las partidas; estuvo siempre conmigo, dentro, muy dentro de mi.

2. Acerca de los HIJOS: definitivamente no son tuyos, son personas independientes, sólo quiérelos y ámalos, trata de educarlos con el ejemplo y enseñandolos a hacer lo correcto, si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos. Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cuando tu ya te hayas convertido en abuelo, será entonces que sabrán lo que significa ser Padre o Madre. Pero si te llegan a decir que están orgullosos de ser tu hijo, date por recompensado con creces. Y si alguno de ellos debe partir antes que tú, que al menos te quede el consuelo de haberle dicho muchas veces cuánto lo amabas.

3. Acerca de tus PADRES: no dejes nunca de agradecerles el hecho de que te hayan traído a este mundo maravilloso y que te hayan dado tan sólo la posibilidad de vivir, sólo eso, vivir..!!!

4. Acerca del MAR, el VIENTO y la NATURALEZA: admírala, protégela y cuídala, es única y no tenemos otra. Y al mar y al viento, nunca trates de vencerlos, y menos desafiarlos, llevan todas las de ganar. Si quieres ser un navegante, acostúmbrate a vivir en crisis permanente.

5. Acerca del AMOR: da las gracias al universo si te despiertan cada mañana con un beso y una sonrisa, no pidas nada más. Y haz como las abejas y las mariposas, ellas no buscan la flor más linda del jardín, sino aquella que tiene el mayor contenido.

6. Acerca de la RIQUEZA: realmente no es necesaria; una vez que hayas financiado un flujo de caja para mantener a tu familia, trata de comprar más tiempo que dinero, más libertad que esclavitud. El tiempo vale mas que cualquier riqueza.

7. Acerca de la ANGUSTIA y la AMARGURA: cuando creas que algo no es posible, que los problemas te agobian, que ya no puedes, date un tiempo para ver las estrellas y espera despierto el amanecer, ahí descubrirás que siempre sale el sol, siempre..!!!

8. Acerca del TRIUNFO: si quieres triunfar debes estar dispuesto a fracasar mil veces y dispuesto a perder todo lo que has conseguido. Y no temas perderlo todo, pues si te lo has ganado bien, de seguro lo recuperarás y con creces.

9. Acerca del PRESENTE: vívelo intensamente, es el único instante que realmente importa; los que viven aferrados al pasado ya murieron; y los que viven soñando con el futuro, aún no han nacido. La vida es una sola, vívela…!!!

10. Acerca del ÉXITO y el FRACASO: reconócelos como dos impostores, pero aprende sobretodo de los fracasos, los propios y los de los demás, allí hay demasiado conocimiento que generalmente no usamos ni aprendemos.

11. Acerca de los AMIGOS: elige los que están contigo cuando estés derrotado y en el suelo; porque cuando estés en la gloria, te van a sobrar.“`

Finalmente te digo que no te aferres a lo material, aférrate a los sentimientos y los conocimientos, que te hagan elevar tu espíritu y crecer…

Las personas exitosas


Las personas exitosas:
  • Hablan bien de los demás.
  • Son agradecidos.
  • Perdonan.
  • Asumen la responsabilidad por sus fracasos.
  • Leen mucho.
  • Hablan de ideas.
  • Desean el éxito de otros.
  • Comparten su información.
  • Tienen una lista de cosas por hacer.
  • Emanan alegría.
  • Se ponen metas y las cumplen.
  • Prometen y cumplen.
  • Hacen planes y va tras ellos.
  • Se adaptan a los cambios.
  • Aprenden constantemente.
  • Saben lo que quieren ser.