Feliz y lleno de vida


Urgente, es que le digas a las personas que quieres, hoy, no mañana, ¡cuánto los quieres!
Urgente es que te sepas hijo de Dios, y te des cuenta que él, te ama, y quiere verte sonreír feliz y lleno de vida.