Principio del vacio


¿Usted tiene el habito de juntar objetos inútiles en este momento, creyendo que un día (no sabe cuándo) podrá precisar de ellos?

¿Usted tiene el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usa hace bastante tiempo?

…¿Y en su interior?…¿tiene usted el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos, etc?

No haga eso. Es anti-prosperidad.

Es preciso crear un espacio, un vacio, para que las cosas nuevas lleguen a su vida.

Es preciso eliminar lo que es inútil en usted y en su vida, para que la prosperidad venga.

Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá todo lo que usted desea.

Mientras usted esté  material o emocionalmente cargado de cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades.

Los bienes precisan circular. Limpie los cajones, los armarios, el cuarto del fondo, el garaje.

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarran su vida.

No son los objetos guardados que estancan su vida, sino el significado de la actitud de guardar. Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia.

Es creer que mañana podrá faltar, y usted no tendrá medios de proveer sus necesidades.

Con esa postura, usted esta enviando dos mensajes a su cerebro y para su vida:

1. Usted no confía en el mañana

2. Usted cree que lo nuevo y lo mejor NO son para usted, ya que se alegra con guardar cosas viejas e inútiles.

3. Deshágase de lo que perdió el color y el brillo y deje entrar lo nuevo en su casa…y dentro de sí mismo.

Tres cosas


Hay tres cosas en la vida que una vez que pasan nunca regresan:

1. El tiempo

2. Las palabras

3. Las oportunidades

 

Hay tres cosas en la vida que pueden destruir a una persona:

1. El enojo

2. El orgullo

3. No perdonar

 

Hay tres cosas en la vida que usted nunca debe de perder:

1. La esperanza

2. La paz

3. La honestidad

 

Hay tres cosas en la vida de mayor valor:

1. El amor

2. La bondad

3. La familia y los amigos

 

Hay tres cosas en la vida que no son seguras:

1. La fortuna

2. El éxito

3. Los sueños

 

Hay tres cosas en la vida que forman a una persona:

1. El compromiso

2. El trabajo duro

3. La sinceridad

Sr. Winston Churchill


Primer Ministro de Inglaterra. Premio Nobel de Literatura 1953.

“Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema.”

“La falla de nuestra época consiste en que sus  hombres no quieren ser útiles sino importantes”.

“Las actitudes son más importantes que las aptitudes”.

“Tu creas tu propio universo durante el camino”

“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”.

“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar”.

“Pasé más de la mitad de mi vida preocupándome por cosas que jamás iban a ocurrir”.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”.

“Personalmente siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones”.

 

Cuando Churchill cumplió 80 años un periodista menor de 30 fue a fotografiarlo y le dijo:- Sir Winston, espero fotografiarlo nuevamente cuando usted cumpla 90 años.

Churchill respondió:

¿Por qué no? ¡Ud. parece bastante saludable!

 

Shaw: “Estimado Winston Churchil y muy digno primer ministro: Tengo el honor de  invitarlo al estreno de mi obra Pigmalión. Venga y traiga un amigo… si lo tiene”.

Firmado  Bernard Shaw.

Respuesta: “Agradezco al ilustre escritor la honrosa invitación. Infelizmente no podré concurrir a la primera presentación. Iré a la segunda… si la hay”.

Firmado  Winston Churchill.

 

Sucedió en el Parlamento inglés. Fue durante uno de los discursos de Churchill en el que una diputada de la oposición, pidió la palabra.

Todos sabían que a Churchill no le gustaba que interrumpiesen sus discursos. Pero la palabra le fue dada a la diputada y ella dijo en tono alto y claro:

Sr. Ministro, si Vuestra Excelencia fuese mi marido, yo pondría veneno en su café!’

Churchill, con mucha calma, se quitó los lentes, y en aquel silencio en el que todos estaban esperando la respuesta exclamó:

¡Y si yo fuese su marido, me tomaba ese café!

Oportunidad para mejorar


Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Entonces se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda roca.

Algunos de los comerciantes más adinerados y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta. Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra del camino.

Un campesino vino, y llevaba una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en  el piso y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró. Mientras    recogía su carga de vegetales, notó una bolsa en el  suelo, justo donde había estado la roca.

Contenía monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que  el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

Cada obstáculo es una oportunidad para mejorar la condición de uno,  y a veces, hasta la de los demás.

Brindar ayuda desinteresada


Una noche, una mujer afroamericana, de edad avanzada, estaba parada en una autopista, tratando de soportar una fuerte tormenta. Su coche se había descompuesto y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran. Toda mojada, decidió detener el próximo coche. un joven se detuvo a ayudarla. El joven la llevó a un lugar seguro, la ayudó a obtener asistencia y la puso en un taxi. Ella parecía estar bastante apurada. Anotó la dirección del joven, le agradeció y se fue. siete días pasaron, cuando tocaron la puerta de su casa. Para su sorpresa, un televisor pantalla gigante le fue entregado a su casa. Tenía   una nota adjunta al paquete. Esta decía: “muchísimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anegó no sólo mi ropa, sino mi espíritu. entonces apareció usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama de mi marido agonizante, justo antes de que muriera. Dios lo bendiga  por ayudarme y por servir a otros desinteresadamente. Sinceramente: la señora de Nat King Cole.”

Discurso de Bill Gates en una escuela.


Muy conciso, todos esperaban que fuera a hacer un discurso de una hora o más, habló menos de 5 minutos, le aplaudieron más de 10 minutos sin parar, dió las gracias y se fue enseguida en su helicóptero.*

 

Regla 1

La vida no es fácil, acostúmbrate a ello

 

Regla 2

El mundo no está preocupado por  tu autoestima.

El mundo espera que  hagas algo útil por él ANTES de sentirte bien contigo mismo.

 

Regla 3

No ganarás 20.000 al mes nada más salir de la escuela.

No serás vicepresidente de una empresa con coche y teléfono a tu disposición, antes de conseguir comprar tu propio coche y teléfono.

 

Regla 4

Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un Jefe.

Él no tendrá piedad de ti.

 

Regla 5

Vender papel usado o trabajar los festivos no es ser lo último en la escala social

Tus abuelos tenían una palabra diferente para eso: lo llamaban  oportunidad.

 

Regla 6

Si fracasas, no es culpa de tus padres. Por tanto no te lamentes de sus errores, aprende de ellos.

 

Regla 7

Antes de  nacer tú, tus padres no eran tan críticos como ahora. Ellos se volvieron así por pagar tus cuentas, lavar tus ropas y oírte decir que son “ridículos”. Por tanto, antes de salvar el planeta para la próxima generación, queriendo remediar los errores de la generación de tus padres, intenta limpiar tu propia habitación.

 

Regla 8

La escuela puede haber eliminado la distinción entre vencedores y perdedores, pero la vida no es así. En algunas escuelas no repites el curso y tienes las oportunidades que necesites hasta aprobar.

Esto no se parece en nada a la vida real. Si fallas, estás despedido, ¡¡¡PUERTA !!!

Así que acierta a la primera.

 

Regla 9

La vida no está dividida en trimestres.

Tú no tendrás siempre los veranos libres y es poco probable que otros empleados te ayuden a cumplir tus tareas al final de cada período.

 

Regla 10

La televisión NO es la vida real.

En la vida real, las personas tienen que dejar el bar o la discoteca e ir a trabajar.

 

Regla 11

Sé legal con los chapones (aquellos estudiantes que los demás juzgan que son  bobos). Existe una gran probabilidad de que tengas que trabajar PARA uno de ellos.

Decálogo de asertividad


1.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho de ser  tratados con respeto, valoran a los demás, tanto como así mismos y  desean que sus relaciones humanas sean respetuosas.

2.- La gente asertiva cree que las relaciones humanas se quebrantan cuando uno trata de controlar a los demás a través de la culpa, la  hostilidad o con la intimidación. Los individuos que degradan a los demás también se degradan así mismos, en consecuencia todos salen  perdiendo.

3.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho de promover su dignidad y respeto personal, en tanto que al así hacerlo no se violen los derechos de los demás.

4.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho de defenderse, pero lo hacen de manera abierta y respetuosa, sin ofender o insultar. Considera que cuando uno pospone frecuentemente sus derechos o renuncia a ellos, los demás se aprovechan, cuando los demás individuos expresan sus pensamientos y sentimientos en forma directa y oportuna, todo el mundo se beneficia.

5.- La gente asertiva anima a los demás a ser asertivos. De hecho cree que las relaciones humanas solo pueden ser verdaderamente significativas y enriquecedoras cuando las personas comparten abierta y asertivamente  sus ideas, sentimientos y necesidades.

6.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho de expresar sus opiniones respecto a la manera en que la conducta de los demás les afecta. Al verbalizar su percepción sobre la conducta de los demás el individuo asertivo le ayuda al otro a conocer el impacto que sus conductas causa y con ello le da la oportunidad de cambiar.

7.- Las personas asertivas consideran que los individuos tienen el derecho de expresarse cuando se sienten humillados o maltratados; y si son ellos los que provocan esta situación, consideran que tienen el derecho de tratar de rectificar la situación ofreciendo una disculpa, al permitir que los otros conozcan como se sienten, la gente asertiva se hace respetar y recupera su autoestima.

8.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho detomarse el tiempo suficiente para analizar problemas pidiendo información y hasta de cambiar de opinión cuando sea necesario. Este tipo de gente es receptiva a nuevas formas de pensar y no busca respuestas ligeras o mágicas.

9.- La gente asertiva cree que los individuos tienen el derecho de decidir si cambian o no su conducta para complacer a los demás y el derecho a decir “NO” sin sentirse culpables. Quieren agradar a los demás pero no se decepcionan si no lo logran.

10.- La gente asertiva incluso cree que los individuos tienen el derecho de no ser asertivos en ocasiones. Las personas tienen la libertad de establecer sus prioridades, de cometer errores, de sufrir las consecuencias y de ser en última instancia los jueces de sus propias acciones.

Conclusión: Si somos concientemente respetuosos y practicamos la asertividad en nuestras relaciones humanas dentro y fuera de las organizaciones estamos seguros de que generaremos un clima de confianza y colaboración que nos permitirá ser no solo mejores profesionales sino también mejores personas.