Se responsable


Nunca transmitas por ningún medio (verbal, cadenas de internet o cualquiera otro) los rumores y chismes de historias macabras y muy tristes en donde terceras personas ajenas a tu círculo inmediato han perdido la vida o su patrimonio. No logras nada bueno al formar parte de cadenas de Internet en donde se difunden este tipo de “historias reales”, sólo contribuyes a crear un ambiente como el que ahora vivimos.

En verdad sólo estás ayudando a que las cosas para ti y los demás sean más complicadas. Debes de saber que la delincuencia organizada también comete actos de terrorismo cibernético al crear este tipo de mensajes en las redes sociales. Recuerda que el fenómeno sociológico denominado Pigmaleón, se traduce o explica en una profecía auto cumplida, es una expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se vuelva cierta.

Piensa y actúa negativamente y seguramente te sucederá. El pensamiento negativo al igual que el positivo, sin darnos cuenta se traducen en acciones y conductas impulsadas por el subconsciente que hacen que lo malo o lo bueno suceda.

La Gran Rueda


En septiembre de 1960. Yo desperté una mañana con 6 bebes hambrientos y solo 0.75 centavos en mi bolsa. Su papa se había ido. Los niños tenían de tres meses a 7 años. Su papa nunca había sido más que una presencia que ellos temían.

 

Cuando ellos oían rechinar las llantas en la grava suelta del camino a casa, corrían a esconderse debajo de sus camas. Lo que sí hacia era dejarme 15 dólares por semana para comprar el mandado. Ahora que había decidido marcharse, ya no habría golpizas pero, comida tampoco.

 

Si había algún sistema de bienestar social por parte del gobierno en el sur de Indiana, yo nunca supe nada al respecto. Yo bañe a mis hijos, tallándolos hasta que parecían nuevos, les puse la mejor ropa hecha en casa que tenían y los subí al viejo y oxidado Chevy año 51 y me fui en busca de trabajo.

 

Mis 7 hijos y yo fuimos a todas las fabricas, tiendas y restaurantes que había en nuestro pequeño pueblo.

No tuvimos suerte.

 

Los niños se mantenían todos encimados en el carro e intentaban mantenerse callados mientras que yo intentaba convencer a quien fuera que me pusiera atención que yo estaba dispuesta a aprender o hacer lo que fuera.

 

Yo tenía que tener un empleo. Aun así, no hubo suerte. El ultimo lugar al que fuimos, a unas cuantas millas del pueblo, fue un restauran (paradero) llamado La Gran Rueda.

 

Un señora ya grande llamada Granny era la dueña y se asomó por la ventana y vio todos esos niños en el carro. Ella necesitaba a alguien que trabajara de noche, de las 11 de la noche a las 7 de la mañana. Ella pagaba 0.65 centavos la hora y yo podría empezar esa noche.

Me fui apresuradamente a casa y llame a la niñera convenciéndola de ir a dormir a mi casa por 1.00 dólar la noche.

Ella podría llegar a mi casa en pijama y dormir en el sofá. Esto le pareció un buen trato y acepto.

Esa noche cuando los pequeños y yo nos arrodillamos para orar, todos le dimos gracias a Dios por haberle conseguido trabajo a mami, y así empezó mi trabajo en La Gran Rueda. Cuando regrese a casa en la mañana, desperté a la niñera y la envié a su casa con su dólar que era la mitad de mis propinas de toda la noche. Al pasar de las semanas, las cuentas de calefacción aumentaban el pesar de los gastos que con tan poco ingreso teníamos que soportar.

 

Las llantas del viejo Chevy, cada vez más mostraban el trabajo del tiempo tomando la apariencia de ser globos mal inflados. Yo debía llenar de aire las llantas antes de ir al trabajo y al regresar a casa. Una triste mañana, al arrastrarme cansada hacia mi carro en el estacionamiento, encontré en mi carro  cuatro llantas nuevas esperándome ahí. Habrían venido los Ángeles del cielo a vivir a Indiana? Tuve que hacer un trato con el mecánico del pueblo para que le pusiera las llantas a mi viejo carro. Recuerdo que tarde mucho más en limpiar sus sucias oficinas que lo que el tardo en ponerle las llantas al viejo Chevy.

 

Estaba ya trabajando seis noches por semana en lugar de 5 y aun así no era suficiente. Se acercaba la navidad y yo sabia que no habría dinero para comprar juguetes para los niños. Encontré un bote de pintura roja y empecé a pintar algunos viejos juguetes y los escondí en el sótano para que hubiera juguetes en la mañana de navidad. La ropa de los niños también estaba muy acabada. Los pantalones de los niños tenían parches encima de los parches y ya pronto no servirían para nada. La noche antes de navidad entraron los clientes de siempre al restaurant a tomar su café.

Ellos eran troqueros y traileros y policías de camino. Había algunos músicos que habían tocado mas temprano, aun ahí jugando en las maquinitas.

Los de siempre estaban ahí sentados platicando hasta la madrugada. Cuando se llego la hora de ir a casa a las 7 de la mañana yo corrí al carro para tratar de llegar antes de que se despertaran los niños y ponerles los juguetes que había arreglado abajo de un árbol que habíamos improvisado.

 

Aún estaba oscuro y no se veía mucho, pero note que había una sombra en la parte de atrás del carro. Algo era seguro, había algo ahí.

Cuando llegue al carro me asome por la ventana lateral. Mi boca se abrió con gran asombro. Mi viejo Chevy estaba lleno de cajas hasta arriba.

Rápidamente abrí la puerta y abrí una de las cajas. Adentro había pantalones de la talla 2 a la 10. En la otra había camisas. También había dulces, frutas y mucho mandado en bolsas. Había gelatinas, pudines, pasteles y galletas. También había artículos para el aseo y limpieza de mi casa. Había 5 camionetitas y una hermosa muñeca.

Mientras manejaba por las calles vacías hacia mi casa, vi salir el sol del día de navidad más inolvidable e increíble de mi vida. Lloraba de incredulidad y gratitud. Nunca olvidare la alegría en las caritas de mis

pequeños en esa mañana.

Sí, sí hubo Ángeles en aquella mañana en Indiana hace muchos diciembres.

Y todos ellos eran clientes de La Gran Rueda.

Proactivos


1: La persona proactiva siempre va hacia enfrente, es consciente, está en constante lucha y usualmente logra lo que persigue.

2: La persona reactiva, está a la espera, solo responde a los demás, actúa hasta que se ve obligada y no sabe a donde va.

 

Cada una reacciona así:

 

1: Cuando comete un error, dice: “me equivoqué” y busca aprender la lección.

2: Cuando comete un error busca a quien responsabilizar y dice: “No fue culpa mía”.

 

1: Sabe que la adversidad es un buen maestro.

2: Se siente víctima durante las adversidades.

 

1: Sabe que pudo haber hecho algo mas para obtener un buen resultado.

2: Cree que la mala suerte fue la que ocasiono el mal resultado.

 

1: Trabaja mucho, pero dedica tiempo para sí mismo y atiende a los demás.

2: Está siempre “muy ocupado” y no tiene tiempo para nadie.

 

1: Enfrenta los desafíos uno a uno. A veces sufre.

2: Rodea los desafíos y no se atreve a intentar. No quiere sufrir.

 

1: Se compromete, promete  y cumple.

2: No hace promesas y no se compromete. Se escuda en que depende de los demás.

 

1: Dice: “Soy bueno, pero puedo mejorar”.

2: Dice: “No soy tan malo como otros”

 

1: Escucha, comprende y responde.

2: No escucha bien, no entiende y cree que todo lo sabe.

 

1: Respeta a los que saben más y se preocupa en aprenderles.

2: Tiene envidia de los que saben mas y sólo se fija en sus defectos.

 

1: Dice: “Debe haber una forma mejor de hacerlo. . .”.

2: Dice: “Esta es la forma en que siempre lo hemos hecho. Es la mejor”.

 

1: Busca siempre SOLUCIÓNES.

2: Es muy bueno para ver los  PROBLEMAS.

Lo que esperamos los hijos de nuestros padres


Muchas son las ocasiones en las que se escucha a los padres decir que desean que sus hijos sean grandes profesionistas, sean exitosos, sean responsables… o sin irnos muy a futuro, que obedezcan, que ayuden en la casa, que sean educados con papá y mamá, que no se peleen con sus hermanos… en fin, esperan muchas cosas de nosotros.

Pero alguna vez, desde tu perspectiva de padre o madre, has pensado…

¿Qué es lo que NOSOTROS esperamos de ti?

Aquí te planteamos algunas cosas básicas que los hijos esperamos de ustedes, esto es resultado de una encuesta realizada a varios jóvenes…espero que las comprendas y las pongas en práctica.

1.- COMPRENSIÓN.- sé que ustedes trabajan pero yo estudio (aunque no parezca), no soy multiusos también me canso, no soy perfecto tengo errores pero te tengo a ti para ayudarme a mejorar, me gustan cosas diferentes a las que les gustan a ustedes, los tiempos cambian y las costumbres también, no esperes que me vista como tú ni que actúe como tú, compréndeme, soy diferente a ti.

2.- RESPETO.- respeta mis decisiones por algo escogí esa opción, respeta mis opiniones ellas reflejan mis gustos, por lo mismo respeta mis preferencias. Respeta mi privacidad, tengo derecho a guardar secretos, respeta mis sueños y metas, tal vez no sean lo que tu deseas pero si los tengo es por que deseo cumplirlos.

3.- APOYO.- no te imaginas cuanto necesito de el, es mi fuerza para poder cumplir todos mis sueños y deseos. Apóyame en lo que elija en mi vida, ya sea mi carrera, mi novia o novio, mis amigos, o en las metas que me plantee, exprésame ese apoyo y así saldré adelante con mayor facilidad.

4.- ESCUCHA.- escucha cuando te hable no sólo hables tú, escucha mis historias, demuestra tus ganas de escucharme. Escucha mis problemas e inquietudes, escucha mis sentimientos, escucha mis reclamos y mis gritos, escucha mis alegrías y festejos. Por más insignificantes que sean las cosas que te cuento, escúchame, lo necesito.

5.- ORIÉNTANOS.- tal vez muchas veces lo has intentado y no te hemos seguido, perdóname por no hacerlo pero por favor nunca dejes de aconsejarme y guiarme. Tú eres el de la experiencia, lo reconozco, pero no me obligues tampoco a seguirte, déjame caer y fallar, me va a ayudar para el futuro, pero cuando eso pase jálame las orejas y regrésame al camino correcto.

Pero lo más importante:

SE MI EJEMPLO, MI MODELO A SEGUIR…

No me exijas  cosas que tu no das, no me exijas paciencia si tú me gritas, no me exijas respeto si me insultas y ofendes,  no pidas que cumpla lo que prometo si tu no lo haces, no me pidas amor si no me lo das, no me pidas besos y abrazos si lo que recibo a cambio son gritos y golpes.

Yo te QUIERO y MUCHO, me encanta que seas mi papá/mamá, me encanta estar contigo… pero así como tú me pides cosas, yo también te las pido y no por venganza sino por necesidad…

Te NECESITO conmigo, NECESITO de ti y de tu amor, NECESITO tus besos y tus abrazos, pero también NECESITO que me dejes volar.

Sé que no eres perfecto, yo tampoco lo soy. Sé que no me puedes cumplir todos mis caprichos, pero lo material no me importa. Sé que haces las cosas por mi bien y te lo agradezco. Sé que deseas lo mejor para mí, yo también deseo lo mejor para ti. Sé que no quieres que sufra, pero de repente es bueno sufrir y tropezar y así me levantaré más fuerte y venceré.

Sólo me quedan dos cosas por decirte:

TE QUIERO MUCHO y GRACIAS POR TODO!

Envíalo a todos los papás que conozcas para que ellos lo pongan en práctica y así formen una mejor familia. Si tú no eres papá o mamá reflexiónalo para el futuro, ya te llegará el momento.

¿Tú de qué eres esclavo?


¿De las heridas que recibiste cuando eras pequeño?,  ¿de tus traumas de la  infancia?, ¿de lo que alguien más decidió que fueras?, ¿de una relación que  no te satisface?, ¿ de un trabajo que no disfrutas?, ¿de la rutina de tu vida?

¡Ya libérate! tira ya ese costal que llevas en la espalda, en el guardas el resentimiento, el rencor y la culpa. Deja ya de culpar a otros y a tu pasado por lo que no marcha bien en tu vida. Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez. Cada mañana, al abrir los ojos, naces de nuevo, recibes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida. La responsabilidad es toda tuya. Tu felicidad no depende de tus padres, de tu pareja, de tus amigos, de tu pasado, depende solo de ti.

¿Qué es lo que te tiene paralizado?, ¿el miedo al rechazo?, ¿al éxito?, ¿al fracaso?, ¿al que dirán?, ¿a la crítica?, ¿a cometer errores?, ¿a estar solo?

¡Rompe ya las cadenas que tu mismo te has impuesto! A lo único que le  debes tener miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte a otros, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. Los errores del pasado ya  han sido olvidados y los errores del futuro serán perdonados. Date cuenta de  que nadie lleva un registro de tus faltas, solo tú mismo. Ese juez que te  reprocha, ese verdugo que te castiga, ese mal amigo que siempre te critica, ¡eres tú mismo! Ya déjate en paz, ya perdónate.

FRASE 2: HOY ES EL DIA DE PERDONAR

¿Cuándo vas a demostrar tu amor a tus seres queridos?, ¿Cuándo te queden  unos minutos de vida?, ¿Cuándo les queden a ellos unos minutos de vida?

El amor que no demuestres hoy, se perderá para siempre. Recuerda que la vida es tan corta y tan frágil que no tenemos tiempo que perder en rencores y estúpidas discusiones. Hoy es el día de perdonar las ofensas del pasado y de arreglar las viejas rencillas. Entrégate a los que amas sin esperar cambiarlos, acéptalos tal como son y respeta el don más valioso que han recibido: Su libertad.

Disfruta de tus relaciones sin hacer dramas. Si pretendes que todos hagan  lo que tú quieres o que sean como tú has decidido, si pretendes controlar a los que te rodean, llenarás tu vida de conflicto. Permite a otros  que tomen sus propias decisiones como has de tomar las tuyas, tratando siempre de lograr lo que es mejor para todos. Así podrás llenar tu vida de armonía.

FRASE 3: ¿QUE ESPERAS?

¿Qué estás esperando para empezar a disfrutar de tu vida? ¿Que se arreglen todos tus problemas?, ¿Que se te quiten todos tus traumas?, ¿Que por fin alguien reconozca tu valía?, ¿Que llegue el amor de tu vida?, ¿Que regrese el que se fue?, ¿Que todo te salga como tú quieres?, ¿Que se acabe la crisis económica?, ¿Que te suceda un milagro?, ¿Que por arte de magia todo sea  hermoso y perfecto?.

¡Despierta ya hermano!, ¡Despierta ya hermana!, ¡Esta es la vida! La vida no es lo que sucede cuando todos tus planes se cumplen, ni lo que  pasará cuando tengas eso que tanto deseas. La vida es lo que está pasando en este preciso instante. Tú vida en este momento es leer este párrafo,  donde quiera que lo estés haciendo y con las circunstancias que te rodean ahora. En este momento tu corazón lleva sangre a todas las células de tu  cuerpo y tus pulmones llevan oxígeno a donde se necesita. En este momento algo que no podemos comprender, te mantiene vivo y te permite, ver, pensar, expresarte, moverte, reír, ¡hasta llorar si quieres!

No te acostumbres a la vida, no te acostumbres a despertar todos los días y estar aburrido, o malhumorado, o preocupado. Abre tus ojos y agradece todas las bendiciones que puedes ver, agradece tu capacidad de oír el canto de los pájaros, tu música preferida, la risa de tus hijitos. Pon tus manos en tu pecho y siente tu corazón latir con fuerza diciéndote: “Estoy vivo, estoy vivo, estoy vivo”.

Yo se que la vida no es perfecta, que está llena de situaciones difíciles.

Tal vez, así es como se supone que sea. Tal vez por eso se te han brindado todas las herramientas que necesitas para enfrentarla: Una gran fortaleza que te permite soportar las pérdidas, la libertad de elegir como reaccionar ante lo que sucede, el amor y el apoyo de tus seres queridos.

Se también que tú no eres perfecto, nadie lo es. Y sin embargo, millones  de circunstancias se han reunido para que existas. Fuiste formado a partir  de un diseño maravilloso y compartes con toda la humanidad sus virtudes y defectos. Así está escrito en tus genes, en los genes de todos los seres  humanos que han existido y en todos los que existirán

Tus pasiones, tus miedos, tus heridas, tus debilidades, tus secretos y tu  agresión, los compartes con todos tus hermanos. ¡Bienvenido a la raza humana! Esos supuestos defectos son parte de tu libertad, parte de tu humanidad  Si te preguntas ¿Quién soy yo para decirte todo esto? Te contestaré que no  soy nadie, soy simplemente una versión diferente de lo que tú eres. Otro ser humano más entre miles de millones, pero uno que ha decidido ser libre y recuperar todo el poder de su vida.

Espero que tú también decidas hacerlo.

Equipo


• Las grandes cosas solo se pueden hacer en equipo. Jesús formo su equipo de apóstoles, y vean todo lo que hizo.

• El equipo se reune hacia un objetivo común. Un equipo sin objetivo común o con varios objetivos no funciona. Aclara primero el objetivo común y que todos estén de acuerdo en el.

• Colaborador = Co – laborador = Co – trabajar = Trabajar juntos para lo mismo.
Cooperar = Co – operar = Operar juntos lo mismo.
Coordinados = Co – ordenados = Ordenados hacia lo mismo.

• Lo que conozcamos de algún individuo, sin importar la mucha información que tengamos de él, nunca nos dará la habilidad de predecir cómo se comportará como parte de un equipo. Cuando las personas se unen, se convierten en algo diferente… las relaciones nos cambian, nos revelan, exigen más de nosotros mismos. Sólo cuando formamos un equipo, nuestros dones se hacen visibles, incluso para nosotros mismos.