Tener impacto


Cuando era joven, quería mejorar el mundo.

Descubrí que era muy difícil, por lo que intenté mejorar mi país.

Cuando me di cuenta que no podía, empecé a concentrarme en mi pueblo.

No pude mejorar mi pueblo.

Ya de adulto, intenté mejorar mi familia.

Ahora, de viejo, me doy cuenta que debo empezar por mejorarme a mí mismo.

Si hace mucho tiempo me hubiera superado, podría haber tenido un impacto en mi familia.

Mi familia y yo podríamos haber tenido un impacto en nuestro pueblo.

Su impacto podría haber mejorado nuestro país y así podría haber mejorado el mundo.

Nuestro precio


Un famoso expositor comenzó un seminario en una sala con 200 personas, tomando un billete de $ 500 entre sus manos, preguntó:

“¿Quién de ustedes quiere este billete de $500?”

Todos levantaron la mano…

Entonces dijo:

“Daré este billete a uno de ustedes esta noche, pero, primero, déjenme hacer esto…”

Arrugó totalmente el billete y preguntó otra vez:

“¿Quién todavía quiere este billete?”

Las manos continuaron levantadas….

Y continuó: “¿Y si hiciera esto?…”

Dejó caer el billete al piso y comenzó a pisarlo y a refregarlo.

Después tomó el billete, ya hecho un asco de pisado, sucio y arrugado:

“¿Y ahora?.¿Quién todavía va a querer este billete?”

Todas las manos volvieron a levantarse.

El expositor miró a la platea y dice:

“No importa lo que yo haga con el dinero, ustedes continuarán queriendo este billete, porque no pierde el valor”.

Esta situación, también pasa con nosotros…

Muchas veces, en nuestras vidas, somos aplastados, nos caemos, nos pisotean y sentimos que no tenemos importancia.

Pero, no importa,* jamás perderemos nuestro valor.

Sucios o limpios, aplastados o enteros, gordos o flacos, altos o bajos, nada de eso importa!…

Nada de eso altera la importancia que tenemos!…

El precio de nuestras personas, no es por lo que aparentamos ser, sí por lo que hacemos y somos!”

Ser, hacer y tener


Para tener, primero hay que hacer. Para hacer, antes hay que ser.

Trabaja en tu ser, como quieres ser, que cualidades quieres tener, que habilidades, que conocimientos, que valores, que capacidades, etc.

Como las vas a adquirir, donde vas a aprender, quien te va a enseñar, que vas a estudiar, en que vas a trabajar, etc.

Ya que seas, podrás hacer.

Hacer un trabajo, un proyecto, lograr una meta, una empresa, etc.

Ya que hagas tendrás.

Tendrás prestigio, fama, ingresos, capital, tranquilidad, bienes, comodidades, etc.

Servir


Tu capacidad de servir a los demás está en proporción directa a la grandeza de tu corazón y a la nobleza de tus sentimientos; de igual manera a medida que te esfuerzas por compartir, dar, servir y ser solidario, crece y se ennoblece tu ser interior, convirtiéndote en mejor persona, más feliz y con mayores posibilidades de vivir una vida de mejor calidad.

Para ser un mejor tu


Para ser un mejor tu, quítate lo que te sobra. Miguel Ángel, el escultor, decía que la escultura estaba dentro del bloque de piedra, que el solo le quitaba lo que sobraba. Así tú, podrás ser mejor si te quitas los defectos que te sobran, las envidias, los rencores, el negativismo, los defectos, etc.