Ganancias marginales


En el 2010, el coach Dave Brailsford  se convirtió en Gerente General y Director de Desempeño del Team Sky (el equipo profesional de ciclismo de la Gran Bretaña), como tal fue asignado con una enorme tarea.

Ningún ciclista británico había hasta ese momento ganado el Tour de France, la tarea del coach Brailsford era cambiar esto. Su estrategia fue simple.

Brailsford era un creyente de un concepto que él llamaba “la suma de ganancias marginales”. Solía explicarlo como  “el 1% de mejora marginal en todo lo que haces”. El creía que si el equipo mejoraba el 1% en todas las áreas relacionadas con el ciclismo, todas esas mejoras sumadas, harían un gran cambio, una gran mejora.

Iniciaron mejorando todo lo que se puede esperar: la nutrición de los ciclistas, el programa de entrenamiento semanal, la ergonomía del sillín, el peso de las llantas.

Sin embargo el coach Brailsford y su equipo no pararon allí. Buscaron mejoras marginales en pequeñas áreas que eran ignoradas prácticamente por todos: Encontraron cual era la almohada que mejoraba la calidad del sueño de los ciclistas y viajaban con ellas para usarlas en el hotel, hicieron pruebas para encontrar cual era el gel de masajes más efectivo para su tipo de entreno, enseñaron a los ciclistas la forma correcta de lavar sus manos para evitar infecciones. Buscaron mejoras del 1% en todas las áreas imaginables (y algunas inimaginables).

Brailsford estaba seguro que si podía ejecutar exitosamente esta estrategia, el equipo podría ganar el Tour de France en 5 años. Estaba completamente equivocado. Lo ganaron en solo 3 años.

En el 2012, Sir Bradley Wiggings del equipo Sky se convirtió en el primer ciclista británico en ganar el Tour de France. Ese mismo año, Brailsford fue el entrenador del equipo Británico de ciclismos en las olimpiadas y dominaron por completo los resultados de las pruebas, obteniendo el 70% de las medallas disponibles para disciplina.

En el 2013, el equipo Sky repitió el triunfo con un ciclista diferente Chris Froome. Muchos expertos se expresado a favor del equipo Británico de ciclismos, llegando a decir que ha sido por los últimos años el equipo más exitoso de la historia moderna del ciclismo.

Es fácil sobrevalorar la importancia de un momento definitorio y menospreciar el valor de las decisiones que tomamos diariamente.

Prácticamente cada uno de tus hábitos actuales (bueno o malo) es el resultado de pequeñas decisiones que has venido tomando a través del tiempo.

Nos convencemos a nosotros mismos de que un cambio solo es importante y significativo si el resultado asociado a este cambio es grande y visible inmediatamente. Ya sea perder peso, empezar un negocio, viajar por el mundo o cualquier meta que tengamos. Es común presionarnos para hacer grandes cambios y mejoras, que inmediatamente todos puedan notar.

Mientras tanto el mejorar un 1% no es notorio, sin embargo es igual (o más) importante en el largo plazo.

Importante recordar, que este patron funciona de igual manera a la inversa. En otras palabras La Suma de Perdidas Marginales. Si te das cuenta que tienes muy malos hábitos o ​estas ​en un lugar donde no quieres estar, es sumamente probable que no sea una situación que ocurrió de la noche a la mañana. Es probable que sea la suma de pequeñas decisiones (algunas pérdidas del 1% aquí y allá), eso eventualmente termina siendo un problema.

Al principio, prácticamente no notarás los cambios entre tomar la decisión que es 1% mejor o la que es 1% peor. Pero al pasar el tiempo, estas pequeñas mejoras se irás sumando y pronto notarás una gran diferencia entre las personas que decidieron hacer mejoras del 1% y las que decidieron omitirlas. Esta es la razón por la cual, las pequeñas decisiones no​ hacen mucha diferencia al principio, pero los cambios que puedes lograr con el tiempo son impresionantes.

El éxito son algunas pocas disciplinas practicadas diariamente, mientras que el fracaso son algunos errores de juicio, practicados diariamente.

La mayoría de las personas hablan del éxito como si fuera un suceso, como si fuera un evento. Hablamos de perder 25 kg de peso o de tener un negocio exitoso o ganar el Tour de France como si fuera un evento. Pero la verdad es que las cosas más importantes de la vida no son eventos separados, sino la suma de todos esos momentos que elegimos hacer las cosas un 1% mejor. La suma de las ganancias marginales, hace la diferencia.

Hay un gran poder en los pequeños triunfos y los triunfos que llegan poco a poco. Esta es la razón por la cual un paso estable entrega resultados enormes, por eso el sistema es más importante que la meta en sí, es por eso que dominar y aprender a desarrollar tus hábitos es más importante que un resultado esperado.

Descubre donde se esconden los 1% de tu vida… conquista tu meta un paso a la vez.