Tercera Ley Espiritual del Éxito.


“Lo que siembras es lo que cosechas”

1.        Cuando realizas acciones que traen felicidad y éxito a otros, la consecuencia es felicidad y éxito para ti.
2.        La acción esta pegada a la consecuencia.
3.        Te puedo insultar u ofender, pero tu decides tomar la acción de ofenderte o de no ofenderte.
4.        Reaccionamos de forma automática a los estímulos del ambiente. Nos olvidamos que podemos elegir la forma de reaccionar.
5.        Detente un momento y analiza las alternativas que tienes para reaccionar a algo.
6.        Mide las consecuencias de la alternativa que quieras tomar.
7.        ¿Esta elección que estas haciendo te traerá felicidad a ti y a los afectados?: Si la respuesta es SI, adelante.
8.        Si te sientes adisgusto con una decisión que tomaste, probablemente no sea la mejor. Tu cuerpo debe enviarte un mensaje de comfort en las buenas decisiones.
9.        “Solo el corazón sabe la respuesta correcta”. El corazón no solo es pasional, es intuitivo y holístico, toma en cuenta todo.
10.      Tu futuro se gesta en las decisiones que vas tomando. Mientras mas conscientes de tus sentimientos sean estas, mejor futuro tendrás.
11.      La contabilidad del universo es perfecta, todo se paga.
12.      Aprende los mensajes que te da la naturaleza. Si te accidentas, probablemente debas proceder con mas cuidado en eso.
13.      La oración te conecta con tu yo y te hace apreciar mejor las recomendaciones divinas.
14.      Siendo mas conciente en tus decisiones generas acciones que te evolucionan a ti y a los demás a tu alrededor.
Resumen:
1.        Se conciente de las decisiones que tomas.
2.        Analiza cuales son las consecuencias de tus acciones.
3.        Guíate por tu corazón.