Quién como

Quien como tu madre mía, que me permitiste llegar a tu vida; siempre tan llena de amor y fortaleza, tu luchabas sin son y abatimiento; y aunque siempre fuiste amiga en las buenas y en las malas, quien siempre lucho por mantenernos unidos y siempre el amor me prodigaste, sigan aun fructificando, y no reniego de lo que hoy en día vivo; por que tu sin conocer muchas cosas de la vida, siempre encontraste la palabra precisa que yo necesitaba, la cual me ha dado fortaleza para poder seguir adelante.

“Quien como tu” que con tu amor me dará luz al camino que me quede por seguir, aun cuando mi mano ya no pueda tocar la tuya.

“Quien como tu” que en sus momentos de lucidez le pide a dios que la ilumine y le de claridad a tu memoria.

Por hacer que mis momentos de tristeza se vuelvan alegría, por hacer que mis días de soledad se vuelvan mejor con tu compañía.

Por estirarme tu mano cuando más le necesite.

Por hacer que tomara el camino correcto.

Por hacer mis sueños realidad.

Por enseñarme el respeto de los hombres.

Pero sobre todo gracias a ti madre, por darme lo mas preciado de este mundo, porque cuando se lucha por la vida, tu mereces todo mi respeto y hoy en este día quiero decirte gracias, si gracias por estos años tan felices que me hiciste pasar por dar todo sin pedir nada a cambio y hoy festejare que yo tu hijo te doy gracias por darme la vida.

“Quien como tu” que con tu sola imagen me dice, cultiva, cultiva siempre el amor para que tus noches se vuelvan cada día mejor.

Y que dios te bendiga por haberme dado lo más hermoso de este mundo.

Te quiero mama y siempre serás mi compañera y mejor amiga

Te amare y te recordare eternamente, mil gracias mama.

 

Date tiempo

Date tiempo para trabajar, pensar, jugar, estudiar, ser amigo, amar, reír y soñar que el día es muy corto para ser desperdiciado.

 

Vive tu tiempo

Date tiempo para…

Trabajar, es el precio del triunfo.

Pensar. Es la fuente de tu poder.

Jugar, es el secreto de la eterna juventud.

Estudiar, es el fundamento de la sabiduría.

Ser amigo, es el camino a la alegría.

Soñar, es atar tu carreta a una estrella.

Amar y ser amado, es el camino a tu felicidad.

Mirar alrededor: el día es muy corto para ser desperdiciado.

Reír, es la música del alma.

Sacúdete

Mucha gente va a echarte tierra, sacúdetela, pisa sobre ella y sal al frente.

Sacúdete como el burro

Un día, el burro de un campesino cayó en un pozo.

El animal lloró por horas mientras el campesino trataba de sacarlo sin éxito.

Finalmente el campesino decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado. Realmente no valía la pena sacar el burro.

Invitó a sus vecinos para que vinieran a ayudarlo, todos tomaron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo.

Después de unas paladas, el campesino miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio…

El burro se sacudía la tierra y pisaba sobre ella, así poco a poco fue ascendiendo.

Pronto todos vieron con alegría como el burro llegó hasta la boca del pozo, brinco por encima del borde y salió trotando.

Mucha gente va a echarte tierra, sacúdetela, pisa sobre ella y sal al frente.

Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Algunas cosas que te dicen o dicen de ti, son sólo eso, tierra.