La crisis según Albert Einstein

5 (100%) 1 vote

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera si mismo sin quedar `superado´.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

-Albert Einstein.

50 errores mentales que te conviene saber para ser mejor

Califica esta frase

  1. Error de atribución. 

Juzgamos a los demás por su personalidad o carácter, pero nos juzgamos a nosotros mismos por la situación. 

Sara llega tarde a clase; ella es perezosa. 

Llegas tarde a clase; fue una mala mañana.

 

  1. Sesgo de autoservicio

Nuestras fallas son situacionales, pero nuestras sucesiones son nuestra responsabilidad. Ganaste ese premio debido al trabajo duro, en lugar de ayuda o suerte. 

Mientras tanto, reprobaste una prueba porque no dormiste lo suficiente.

 

  1. Favoritismo en el grupo

Favorecemos a las personas que están en nuestro grupo en lugar de aquellas que pertenecen a un grupo externo. 

Francisca está en tu iglesia, así que te gusta más Francisca que Sara.

 

  1. Efecto de arrastre

Las ideas, las modas y las creencias crecen a medida que más personas las adoptan. 

Sara cree que los hilanderos inquietos ayudan a sus hijos. 

Francisca también.

 

  1. Pensamiento grupal.

Debido al deseo de conformidad y armonía en el grupo, tomamos decisiones irracionales a menudo para minimizar el conflicto. 

Sally quiere ir a comprar helado. 

Francis quiere comprar camisetas con fotos de helados en ellas.

 

  1. Efecto aureola.

Si ves que una persona tiene un rasgo positivo, esa impresión positiva se extenderá a sus otros rasgos. (Esto también funciona para rasgos negativos).

Taylor nunca podría ser mala; ¡es tan linda!

 

  1. Suerte moral. 

Una mejor posición moral ocurre debido a un resultado positivo; una peor posición moral ocurre debido a un resultado negativo.

X cultura ganó X guerra porque eran moralmente superiores a los perdedores.

 

  1. Falso consenso

Creemos que hay más personas de acuerdo con nosotros, que el caso real.

¡Todo el mundo piensa eso!

 

  1. Maldiciones del conocimiento

Una vez que sabemos algo, asumimos que todos los demás también lo saben. 

Alicia es maestra y lucha por comprender la perspectiva de sus nuevos alumnos.

 

  1. Efecto de foco

Sobrestimamos la cantidad de personas que prestan atención a nuestro comportamiento y apariencia. 

A Sally le preocupa que todos se den cuenta de lo fea que es su camiseta de helado.

 

  1. Disponibilidad heurística

Confiamos en ejemplos inmediatos que vienen a la mente al hacer juicios. 

Cuando intente decidir qué tienda visitar, elegirá la que vio por última vez en un anuncio.

 

  1. Atribución defensiva

Como testigo que secretamente teme ser vulnerable a un accidente grave, culparemos menos a la víctima y atacaremos más si nos relacionamos con la víctima. 

Sally estuvo demasiado tiempo en el semáforo en verde porque estaba jugando con su teléfono. 

Ella fue atropellada. 

Greg, que es conocido por enviar mensajes de texto y conducir, salió y le gritó a la persona que la golpeó.

 

  1. Hipótesis del mundo justo

Tendemos a creer que el mundo es justo. 

Por lo tanto, asumimos que los actos de injusticia son merecidos. 

«El bolso de Sally fue robado porque era mala con Francis sobre su camiseta y tenía mal karma».

 

  1. Realismo ingenuo

Creemos que observamos la realidad objetiva y que otras personas son irracionales, desinformadas o sesgadas. 

«Veo el mundo como realmente es: otras personas son tontas».

 

  1. Cinismo ingenuo.

Creemos que observamos la realidad objetiva y que otras personas tienen un sesgo egocéntrico más alto de lo que realmente tienen en sus intenciones / acciones. 

«La única razón por la que esta persona está haciendo algo bueno es para sacar algo de mí».

 

  1. Efecto Forer (también conocido como Efecto Barnum). 

Atribuimos fácilmente nuestras personalidades a declaraciones vagas, incluso si pueden aplicarse a una amplia gama de personas. 

«Este horóscopo es tan preciso».

 

  1. Efecto Dunning-Kruger. 

Cuanto menos sepa, más confianza tendrá. 

Cuanto más sepa, menos confianza tendrá. 

Francis asegura con seguridad al grupo que no hay algas en el helado. 

No trabaja en la industria láctea.

 

  1. Anclaje.

Confiamos en la primera información introducida al tomar decisiones. 

«¿Eso tiene el 50% de descuento? Debe ser una gran oferta».

 

  1. Sesgo de automatización

Confiamos en sistemas automatizados, a veces confiamos demasiado en la corrección automatizada de decisiones realmente correctas. 

Su teléfono corrige automáticamente «su» a «a su», por lo que asume que es correcto.

 

  1. Efecto Google (también conocido como Amnesia digital). 

Tendemos a olvidar información que se puede ver fácilmente en los motores de búsqueda. 

«¿Cómo se llamaba ese actor en esa película divertida? Lo he buscado ocho veces …»

 

  1. Resistencia reactiva

Hacemos lo contrario de lo que nos dicen, especialmente cuando percibimos amenazas a las libertades personales. 

Uno de los estudiantes de Alicia se niega a hacer su tarea, a pesar de que tanto ella como sus padres le dicen que lo haga.

 

  1. Sesgo de confirmación

Tendemos a encontrar y recordar información que confirma nuestras percepciones. 

Puede confirmar una teoría de conspiración basada en evidencia escasa mientras ignora evidencia contraria.

 

  1. Efecto de contrafuerte

La evidencia de refutación a veces tiene el efecto injustificado de confirmar nuestras creencias. 

La evidencia que refuta su teoría de la conspiración probablemente fue falsificada por el gobierno.

 

  1. Efecto de tercera persona

Creemos que otros están más afectados por el consumo de medios de comunicación que nosotros mismos. 

«Claramente, los medios te han lavado el cerebro».

 

  1. Sesgo de creencia

Juzgamos la fuerza de un argumento no por lo fuerte que respalda la conclusión, sino por lo plausible que es la conclusión en nuestras propias mentes. 

Sally menciona su teoría de apoyo sobre su teoría de la conspiración, que adopta de todo corazón a pesar del hecho de que tiene muy poca evidencia de ello.

 

  1. Disponibilidad en cascada

Vinculadas a nuestra necesidad de aceptación social, las creencias colectivas ganan más plausibilidad a través de la repetición pública. 

Una historia sobre hojas de afeitar que aparecen en dulces eventualmente llevó a que muchas personas ya no ofrecieran golosinas caseras en Halloween en Estados Unidos.

 

  1. Declinismo

Tendemos a romantizar el pasado y ver el futuro negativamente, creyendo que las sociedades/instituciones están en general en declive. 

«¡En mis días, los niños tenían más respeto!»

 

  1. Sesgo de Status Quo

Tendemos a preferir que las cosas permanezcan igual. 

Los cambios desde la línea de base se consideran una pérdida. 

Aunque los términos de servicio de una aplicación invaden la privacidad de Sally, ella prefiere no cambiar a otra aplicación.

 

  1. Falacia de costos hundidos (también conocido como escalada de compromiso). Invertimos más en cosas que nos han costado algo en lugar de buscar nuevas inversiones, incluso si enfrentamos resultados negativos. 

«¡Por un centavo, por una libra!»

 

  1. La falacia de Gabler

Creemos que las posibilidades futuras se ven afectadas por eventos pasados. 

Alicia ha perdido nueve lanzamientos de monedas seguidos, ¡así que seguramente ganará el siguiente!

 

  1. Sesgo de riesgo cero

Preferimos reducir los riesgos pequeños a cero, incluso si podemos reducir más riesgos en general con otra opción. 

«Probablemente deberías comprar la garantía».

 

  1. Efecto de encuadre

A menudo sacamos conclusiones diferentes de la misma información dependiendo de cómo se presente. 

Alicia escucha que su candidato favorito está “arrasando» con un índice de aprobación del 45%. 

Sally escucha que el candidato está «decepcionando al país» con una calificación del 45%. Tienen interpretaciones muy diferentes de la misma estadística.

 

  1. Estereotipos

Adoptamos creencias generalizadas de que los miembros de un grupo tendrán ciertas características, a pesar de no tener información sobre el individuo. 

«Ese tipo con el bigote elegante es un hipster. 

Probablemente tenga una colección de vinilos».

 

  1. Sesgo de Homogeneidad fuera del grupo

Percibimos a los miembros del grupo externo como homogéneos y nuestros propios grupos internos como más diversos. 

Alicia no es una jugadora, pero cree que «todos los jugadores son iguales».

 

  1. Sesgo de autoridad

Confiamos y con mayor frecuencia estamos influenciados por la opinión de figuras de autoridad. 

«Mi maestra me dijo que estaba bien».

 

  1. Efecto placebo

Si creemos que un tratamiento funcionará, a menudo tendrá un pequeño efecto fisiológico. 

Alicia recibió un placebo porque su dolor disminuyó.

 

  1. Sesgo de supervivencia

Tendemos a centrarnos en aquellas cosas que sobrevivieron a un proceso y pasamos por alto las que fallaron. 

Greg le dice a Alicia que su negocio de bolsos será genial porque una exitosa compañía de moda tuvo la misma estrategia. 

(Pero otras 10 empresas fallidas también tienen la misma estrategia).

 

  1. Taquipsiquia

Nuestras percepciones del tiempo cambian según el trauma, el uso de drogas y el esfuerzo físico. 

«Cuando el auto casi me golpeó, el tiempo se detuvo …»

 

  1. Ley de la trivialidad

Le damos un peso desproporcionado a los problemas triviales, evitando problemas más complejos. 

En lugar de descubrir cómo ayudar a las personas pobres, un gobierno local pasa mucho tiempo discutiendo la instalación de un sendero para bicicletas y cobertizos para bicicletas.

 

  1. Efecto Zeigarnik

Recordamos las tareas incompletas más que las completadas. 

Greg se siente culpable por nunca haber hecho nada, hasta que ve todas las tareas que ha marcado en su lista de tareas.

 

  1. Efecto Ikea

Damos mayor valor a las cosas que creamos parcialmente nosotros mismos. 

«¿No te encanta este bote en el que gasté $20? Lo pinté yo mismo».

 

  1. Efecto Ben Franklin

Nos gusta hacer favores; 

es más probable que le hagamos otro favor a alguien si ya le hemos hecho un favor a él, en lugar de recibirlo. 

Greg le prestó una pluma a Francis. 

Cuando Francis pidió un préstamo de $5, Greg lo hizo fácilmente.

 

  1. Efecto del espectador

Cuantas más personas estén cerca, menos probabilidades hay de que ayudemos a una víctima. 

En una multitud de estudiantes, nadie llamó al 911 cuando alguien resultó herido en una pelea.

 

  1. Sugestibilidad

Nosotros, especialmente los niños, a veces confundimos las ideas sugeridas por un interrogador con los recuerdos. 

«¿Entonces te caíste del sofá antes o después de que tu mamá te golpeara?

 

  1. Falso recuerdo

Confundimos la imaginación con recuerdos reales. 

Greg está seguro de que Sally dijo una broma realmente divertida sobre las piñas, cuando esa broma en realidad vino de un programa de televisión.

 

  1. Criptomnesia

Confundimos los recuerdos reales con la imaginación. 

Greg cree que visitó un cementerio, pero está bastante seguro de que solo tiene un sueño espeluznante.

 

  1. Ilusión en racimo

Encontramos patrones y «grupos» en datos aleatorios. 

«¡Esa nube se parece a tu gato, Alicia!»

 

  1. Sesgo de pesimismo

A veces sobrestimamos la probabilidad de malos resultados. 

«Nada mejorará nunca».

 

  1. Sesgo de optimismo

A veces somos demasiado optimistas sobre los buenos resultados. 

«¡De seguro va a salir genial!»

 

  1. Sesgo de punto ciego

No creemos que tengamos prejuicios, y lo vemos en otros más que en nosotros mismos. 

«¡No soy parcial!».

¿Cómo va a ser tu día hoy?

Califica esta frase

¿Cómo va a ser tu día hoy?

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mi, esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un buen día…a menos que tengas otros planes.

-Mario Benedetti

Encontrando la felicidad

Califica esta frase

Una dama bella y elegantemente vestida como señora, fue a ver a su psiquiatra diciendo que se sentía infeliz y que su vida estaba vacía y no tenía sentido.

El psiquiatra llamó a la anciana que limpiaba los pisos de la oficina y luego le dijo a la señora rica:

-«Voy a pedirle a María que te cuente cómo encontró la felicidad. Lo único que quiero es que la escuches».

Así que la anciana dejó su escoba, se sentó en una silla y contó su historia:

-«Bueno, mi esposo murió de malaria y tres meses después a mi hijo único lo mató un auto. No tenía a nadie, no me quedaba nada. No pude dormir, no pude comer, nunca le sonreí a alguien, incluso pensé en quitarme la vida. Una noche un gatito me siguió a casa desde el trabajo. De alguna manera sentí pena por ese gatito. Hacía frío afuera, así que decidí dejar entrar al gatito. Le compré un poco de leche, y el gatito limpió el plato. Entonces ronroneó y se frotó contra mi pierna y, por primera vez en meses, sonreí. Entonces me detuve a pensar, si ayudar a un gatito podía hacerme sonreír, tal vez haciendo algo por la gente podría hacerme feliz. Así que al día siguiente horneé unas galletas y las lleve a un vecino que estaba en cama enfermo. Todos los días trataba de hacer algo bueno por alguien. Me hizo tan feliz verlos felices. Hoy en día, no conozco a nadie que duerma y coma mejor que yo. He encontrado la felicidad, al dársela a los demás».

Cuando escuchó eso, la señora rica lloró. Tenía todo lo que el dinero podía comprar, pero había perdido las cosas que el dinero no puede comprar.

La belleza de la vida no depende de lo feliz que seas; sino de lo felices que otros pueden ser por ti.
La felicidad no es un destino, es un viaje.
La felicidad no es mañana, es ahora.
La felicidad no es una condición, es una decisión.
La felicidad es lo que eres, ¡no lo que tienes!

Debes vivir feliz.

Califica esta frase

Ninguno de nosotros tiene muchos años para vivir.
No podemos llevarnos nada cuando nos vayamos.
Debemos ser ahorrativos pero sin sacrificar nuestro bienestar.
Gasta el dinero que deba ser gastado, disfruta lo que deba ser disfrutado, dona lo que te sea posible.
No te preocupes de lo que pasará cuando te hayas ido, no sentirás si te alaban o te critican.
El tiempo para disfrutar la vida es este y la riqueza que tan difícilmente ganaste, ¡debes gozarla!
No te preocupes de más por tus hijos, porque ellos tendrán su propio destino y encontrarán su propio camino.
Cuídalos, ámalos, consiéntelos y disfrútalos.
La vida tiene mucho más, que trabajar desde la cuna hasta la tumba.
No esperes mucho de tus hijos.
Los hijos que se preocupan por sus padres, también están ocupados con sus trabajos, sus compromisos y su propia vida.
No intercambies salud por riqueza trabajando de más, no sea que caves una temprana sepultura.
De mil hectáreas sembradas de arroz, sólo puedes consumir 1/2 taza diaria;
de mil mansiones, sólo necesitas un espacio de 8 metros cuadrados para descansar por las noches.
Siempre y cuando tengas suficiente alimento y dinero para gastar, no necesitas más.
Debes vivir feliz.
Cada familia tiene sus propios problemas.
No te compares con otros midiendo tu fama o estatus social, o para ver los hijos de quién tienen más éxito.
En lugar de éso, ayuda e invita a otros a que logren felicidad, salud, gozo, calidad de vida y vivir más tiempo.
Acepta las cosas que no puedes cambiar, si te preocupas demasiado puedes estropear tu salud.
Debes crear tu propio bienestar y encontrar tu propia felicidad.
Mantén un buen estado de ánimo, buena disposición, haciendo cosas que te diviertan y alegren diariamente, así vivirás días felices.
Un día sin felicidad, es un día que pierdes.
Un día vivido felizmente, es un día ganado.
Teniendo buen ánimo, la enfermedad se curará.
Teniendo un espíritu alegre, la enfermedad se curará más rápido.
Manteniendo muy en alto el ánimo, siempre con alegría, la enfermedad nunca se acercará.
Con un buen carácter, adecuado ejercicio, alimentos sanos y un consumo razonable de vitaminas y minerales, se espera que tengas muchos años de vida saludable y placentera.
Aprende a apreciar la bondad en todo… familia, amigos…..
ellos te harán sentir joven, revivir los buenos momentos, los pasajes interesantes de tu vida.
En la vida quien pierde el techo, gana las estrellas.
A veces pierdes lo que querías, pero conquistas lo que nunca imaginaste.
Aprovecha cada minuto de tu vida.
No te fijes en la apariencia, porque ésta cambia con el tiempo.
No busques a la persona perfecta, porque no existe.
Más busca, por encima de todo, a alguien que sepa tu verdadero valor.
Ten tres amores: tú, la familia y los amigos.

Ocho pautas para perfeccionar el poder de observación.

Califica esta frase

Las siguientes ocho pautas son particularmente útiles para perfeccionar el poder de observación:
1. Simplemente siéntate y ve lo que sucede:
Nuestra miopía espiritual a menudo nos hace mirar a lo lejos, en el espacio y en el tiempo. Abraza el momento, sin más ambiciones.
2. Saborea este momento como si fuera tu último aliento:
Puedes vivir solo un día a la vez, y nadie puede estar seguro de que se despertará a la mañana siguiente. Así que no pospongamos la felicidad. El mejor momento de tu vida es siempre este.
3. Evita las distracciones:
Un viejo proverbio japonés dice que un cazador que apunta a dos presas a la vez no matará a ninguna. Lo mismo sucede cuando intentamos seguir una conversación y leer un libro. Haz una cosa a la vez, como si fuera la cosa más importante del mundo.
Si lo haces de esa manera, sin duda lo será.
4. Libérate de todo lo que no es esencial:
Se puede reconocer a un viajero experto más por lo que deja en casa que por lo que lleva en su maleta.La vida es una aventura emocionante a través de la cual es mejor viajar liviano.Cuando te sientas sobrecargado, pregúntate: «¿Qué puedo dejar?».
5. Sé tu propio amigo:
En lugar de compararte con los demás y preocuparte por lo que piensan los demás, asume que eres único en el mundo. Vivirás toda la vida contigo mismo.
6. Celebra la imperfección:
Si ni siquiera la naturaleza en toda su complejidad, con todos sus nacimientos y muertes, es perfecta, entonces ¿por qué deberías serlo? Cada falla es una señal de que debes tomar un camino diferente.Cada defecto es una invitación a pulir un diamante. Si tienes la voluntad de mejorar, entonces es perfecto ser imperfecto.
7. Practica la compasión:
La empatía nos permite viajar hacia la situación del otro para comprenderlo. Cada persona actúa de acuerdo con el momento de crecimiento personal en el que se encuentra. Incluso cuando se comportan de manera odiosa, es lo mejor que pueden hacer con lo que tienen.
8. Deja atrás tus expectativas:
Hacer predicciones y esperar que sucedan ciertas cosas, es una forma garantizada de matar el momento. Da tu primer paso, ya, ahora. Y sigue avanzando.

Buenos propósitos

Califica esta frase

Buenos propósitos:
Rífesela, arriesgue, atrévase.
Chínguele, a trabajar duro.
No sea gacho, respete a los demás.
Haga su trabajo bien.
Eduque a sus hijos.
No tire basura.
No sea corrupto.
Si es casado sea fiel.
Conviva con la familia.
Ayude al que lo necesite.
No comparta información falsa.
No mande imágenes groseras.
No maltrate animales.
Respete al prójimo.
Dígale a sus hijos que los ama.
Dígale a sus papás que los ama (aunque estén fallecidos).
No se meta en la fila.
Ceda el paso.
Sea amable.

Maneje despacio.
No se robe nada.
No se distraiga en el trabajo.
Salude a todos en todas partes.
Siempre diga GRACIAS y POR FAVOR.
Sonría siempre.
Siempre pregunte, nunca hay preguntas tontas.
Además de su verdad, hay otras, respételas.
No discrimine a nadie.
No ande acosando mujeres.
El cambio comienza con UNO mismo..

Aprovecha el día.

Califica esta frase

Aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz,
sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte.
No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y la poesía,
sí pueden cambiar al mundo;
porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de pasión,
la vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa.
Y tú puedes aportar una estrofa…
No dejes nunca de soñar,
porque sólo en sueños puede ser libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes, huye…
«Yo emito mi alarido por los tejados de este mundo», dice el poeta;
valora la belleza de las cosas simples,
se puede hacer poesía sobre las pequeñas cosas.
No traiciones tus creencias, todos merecemos ser aceptados.
No podemos remar en contra de nosotros mismos,
eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro,
y asume la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte.
Las experiencias de quienes se alimentaron de nuestros «Poetas Muertos»,
te ayudarán a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros, los «Poetas Vivos».
No permitas que la vida te pase a ti,
¡sin que tú la vivas !
Aprovecha el día, no confíes en el mañana.

No es la felicidad la que nos hace agradecidos, sino el agradecimiento el que nos hace felices.

5 (100%) 1 vote

Un famoso escritor estaba en su estudio tomó lápiz y comenzó a escribir:

📌 El año pasado tuve una cirugía y me quitaron la vesícula biliar. Tuve que quedarme en cama por un largo tiempo.

📌 El mismo año llegué a la edad de 60, tuve que renunciar a mi trabajo favorito. Permanecí 30 años de mi vida en esa editorial.

📌 El mismo año experimenté el dolor por la muerte de mi padre y mi hijo fracasó en su examen médico porque tuvo un accidente de automóvil y estuvo hospitalizado con el yeso durante varios días. La destrucción del coche fue otra pérdida.

Al final escribió:
Fue un año tan malo!

Cuando la esposa del escritor entró en la habitación, lo encontró triste en sus pensamientos. Desde atrás leyó lo que estaba escrito en el papel.

Salió de la habitación en silencio y volvió con otro papel. Lo colocó al lado del de su marido.

Cuando el escritor vio el papel, se encontró con esto escrito en él:

💞 El año pasado finalmente me deshice de mi vesícula biliar, después de pasar años con el dolor.

💞 Cumplí 60 años con buena salud y me retiré de mi trabajo. Ahora puedo utilizar mi tiempo para escribir con mayor paz y tranquilidad.

💞 El mismo año mi padre, a la edad de 95, sin depender de nadie y sin ninguna condición crítica, conoció a su Creador.

💞 El mismo año, Dios bendijo a mi hijo con una nueva oportunidad de vida. Mi coche fue destruido, pero mi hijo se mantuvo con vida sin ninguna discapacidad.

Al final, ella escribió:
«¡Ese año fue una inmensa bendición de Dios!»

Eran los mismos hechos, pero con diferentes puntos de vista.

Si reflexionamos de que podría haber ocurrido algo más, estaremos verdaderamente agradecidos con el Señor.

MORALEJA:
No es la felicidad la que nos hace agradecidos, sino el agradecimiento el que nos hace felices.

Siempre hay algo que agradecer.

No se como va tu año, no se como va tu día. Lo que si sé es que hay un Dios que nos guarda, nos cuida y hace provisión todos los días. Seamos agradecidos y vivamos felices. La felicidad no depende de lo que tenemos, sino con quién podemos contar en nuestras vidas. Te aseguro que son más las bendiciones que los fracasos, el simple hecho de hoy estar de pies ya es una bendición.

Ánimo, con Dios todo es posible.

Principios Grupo Carso y fundaciones

Califica esta frase

  • Estructuras simples, organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas. Flexibilidad y rapidez en las decisiones. Operar con las ventajas de la empresa pequeña que son las que hacen grandes a las grandes empresas.
  • Mantener  la austeridad en tiempos de vacas gordas fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa, así mismo evita los amargos ajustes drásticos en las épocas de crisis.
  • Siempre activos en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Incrementar la productividad, competitividad, reducir gastos y costos guiados siempre por las más altas referencias mundiales.
  • La empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador. No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos. Mínima inversión en activos no productivos.
  • No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad de los objetivos y conociendo los instrumentos.
  • El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso reinvertimos las utilidades.
  • La creatividad empresarial no sólo es aplicable a los negocios, sino también a la solución de muchos de los problemas de nuestros países. Lo que hacemos a través de las Fundaciones del Grupo.
  • El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos.
  • Todos los tiempos son buenos para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.
  • Nuestra premisa es y siempre ha sido tener muy presente que nos vamos sin nada; que sólo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que administra temporalmente.

Definición de hijo

Califica esta frase

«Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo… EL MÁS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos».

-José Saramago (escritor)

Posibles errores comunes en nuestra manera de pensar.

Califica esta frase

Posibles errores comunes en nuestra manera de pensar:
  1. Lo probamos y funcionó, para que probar más.
  2. Vi algo similar en otra parte y funcionó.
  3. Todos saben que no hay un problema aquí.
  4. No te entendí, pero tu conclusión me parece acertada.
  5. Ignoremos lo que dice, parece prejuiciada.
  6. Es la segunda vez que pasa, debe estar mal.
  7. Hicimos muchas simulaciones, en la mayoría no hay problema.
  8. La última vez que tratamos esto tardamos mucho, ya no hay que analizarlo.
  9. Nos costó mucho, tenemos que repararlo.
  10. Se rompió 3 veces, creo que ya no se romperá.
  11. Vamos a resolver esto rápido y nos vamos.
  12. Funcionó en otro lado, debe funcionar aquí.
  13. Se nos acabo el tiempo para seguir discutiendo.
  14. Funcionó bien eso, también debe funcionar bien esto.
  15. Es muy bueno para sacar adelante las cosas, también sacará esto.
  16. Nuestro competidor vende más porque da más barato.
  17. El nuevo equipo no ocupa mantenimiento.
  18. Si no esta roto no lo repares.
  19. Ellos son siempre pesimistas.

Pensar bien y decidir correctamente es un arte difícil.

Reza por mí.

Califica esta frase

Rezar es una conversación con Dios. Es el momento de más calma del día, y, en mi caso, el de primera hora de la mañana, poco más de las seis, y el agua de la ducha caliente cayendo despacio sobre los hombros.

Rezar es una fotografía en sepia, un regreso a la casa de tus abuelos y al tiempo sin tiempo de tu infancia.

Es un Padre Nuestro platicando con Dios para que te ayude en los exámenes. Es el refugio del frío, y el silencio acogedor. Rezar es tener memoria.

Rezar es lo que va antes del trabajo o después del trabajo, y lo que nunca lo suplanta.

Es lo único que puedes hacer cuando ya no puedes hacer más, y es la forma de comprometerse de quien no tiene otro medio de hacerlo, como cuando rezamos por un enfermo que se va a operar y ya está todo en manos del cirujano (y de Dios).

Rezar hace milagros, ofrece consuelo al que reza y a aquel por quien se reza. Rezar nunca es inútil, porque siempre conforta.

Rezar es decir rezaré por ti y, también, reza por mí. Y es, por tanto, lo contrario a la vanidad.

Rezar es la aceptación de tus limitaciones. Es aprender a resignarse cuando lo que pudo ser no ha sido. Es vivir sin rencor, aprender a olvidar, aceptar la derrota con dignidad y celebrar el triunfo con humildad.

Rezar es buscar las fuerzas si no se tienen y confiar en que las cosas van a ser como deberían ser.

Rezar es optimismo, no dar nada por perdido, luchar y resistir. Rezar es fragilidad y entereza.

Rezar es desconectar y apagar el móvil. Es introspección en la sociedad del exhibicionismo. Es relajarse y calmar los nervios. Y prepararse mentalmente para lo que ha de venir. No es solo buscar el coraje, sino también la inspiración, la idea, el enfoque, la luz, el claro en medio de la espesura.

Rezar es razonar, aunque parezca lo más irracional que haya. Es la mente funcionando como cuando juegas un partido de tenis. Es planificar y anticipar las jugadas. Es abstracción en los tiempos de lo concreto y lo material. Es pausa en un mundo excitado. Es calma cuando todo es ansiedad. Y es aburrido en la dictadura de lo divertido.

Rezar es una forma extrema de independencia.

Rezar es un placer oculto, que se reserva para la intimidad. Un acto privado, y casi a escondidas, que, cuando se hace acompañado, necesita mucha, confianza.

Rezar es una declaración de amor por la persona que tienes en tus rezos. Es derramar tu cariño sobre los que más quieres y sentir el cariño de los que rezan por ti.

Rezar es tener a otros en tus oraciones y estar en las oraciones de otros, que es mucho más que estar solo en su memoria.

Rezar, y sobre todo que recen por ti, es la mayor aspiración que uno puede tener en la vida. Un privilegio inmenso. Es querer tanto a alguien como para rezar por él, y que alguien te quiera tanto como para rezar por ti.

¿Cabe mayor orgullo? ¿Existe mayor plenitud que la de saber que hay una madre, un hermano, un hijo o un amigo que quiere que Dios te proteja, y te dé salud, y te ilumine, y te ayude, y te acompañe, y esté siempre contigo?

Rezar es tener fé. Tener fé en la vida, en las personas, en tus amigos, en tus hijos, en tus padres, en Dios.

Rezar es un súper poder que nos predispone al bien.

Rezar es creer y ser practicante de un mundo mejor.

 

Autor: Miguel Ángel Robles.

Él héroe del día.

Califica esta frase

El padre del niño continuó diciendo: ‘Yo creo que cuando un niño como Herbert, física y mentalmente discapacitado, viene al mundo, una oportunidad de ver la naturaleza humana se presenta, y se manifiesta en la forma en la que otras personas tratan a ese niño’.

Entonces contó que un día caminaba con su hijo Herbert cerca de un parque donde algunos niños jugaban baseball. Herbert le preguntó a su padre:
-‘¿Papá, tu crees que me dejen jugar?’

Su padre sabía que a la mayoría de los niños no les gustaría que alguien como Herbert jugara en su equipo, pero el padre también entendió que si le permitían jugar a su hijo, le darían un sentido de pertenencia muy necesario y la confianza de ser aceptado por otros a pesar de sus habilidades especiales.

El padre de Herbert se acercó a uno de los niños que estaban jugando y le preguntó (sin esperar mucho) si Herbert podría jugar.

El niño miró alrededor por alguien que lo aconsejara y le dijo: Estamos perdiendo por seis carreras y el juego esta en la octava entrada. Supongo que puede unirse a nuestro equipo y trataremos de ponerlo al bate en la novena entrada’.

Herbert se desplazó con dificultad hasta la banca y con una amplia sonrisa, se puso la camiseta del equipo mientras su padre lo contemplaba con lágrimas en los ojos por la emoción.

Mientras Herbert se sentaba entre el grupo de los que esperaban su posibilidad de jugar, su padre lo contemplaba. Los otros chicos notaron algo muy evidente: la felicidad del padre cuando su hijo era aceptado.

Al final de la octava entrada, el equipo de Herbert logró anotar algunas carreras pero aún estaban detrás en el marcador por tres.

Al inicio de la novena entrada, Herbert se puso un guante y jugó en el jardín derecho.

Aunque ninguna pelota llegó a Herbert, estaba obviamente extasiado solo por estar en el juego y en el campo, sonriendo de oreja a oreja mientras su padre lo animaba desde las graderías.

Al final de la novena entrada, el equipo de Herbert anotó de nuevo. Ahora con dos ‘outs’ y las bases llenas la carrera para obtener el triunfo era una posibilidad y Herbert era el siguiente en batear.

Con esta oportunidad, ¿dejarían a Herbert batear y renunciar a la posibilidad de ganar el juego? Sorprendentemente, Herbert estaba al bate.

Todos sabían que un solo ‘hit’ era imposible por que Herbert no sabía ni como agarrar el bate correctamente, mucho menos pegarle a la bola.

Sin embargo, mientras Herbert se paraba sobre la base, el ‘pitcher’, reconoció que el otro equipo estaba dispuesto a perder para brindarle a Herbert un gran momento en su vida, se movió unos pasos al frente y tiró la bola muy suavemente para que Herbert pudiera al menos hacer contacto con ella.

El primer tiro llegó y Herbert abanicó torpemente y falló.

El ‘pitcher’ de nuevo se adelantó unos pasos para tirar la bola suavemente hacia el bateador.

Esta vez Herbert abanicó y golpeó la bola tan suavemente que ésta cayó justo enfrente del ‘pitcher’.

El juego podría haber terminado. El ‘pitcher’ podria haber recogido la bola y haberla tirado a primera base.

Herbert hubiera quedado fuera y habría sido el final del juego. Pero, el ‘pitcher’ tiró la bola muy alto sobre la cabeza del niño en primera base, fuera del alcance del resto de sus compañeros de equipo.

Todos los espectadores en las graderías y los jugadores de ambos equipos empezaron a gritar ‘Herbert corre a primera base, corre a primera’ nunca en su vida Herbert había corrido esa distancia, pero logró llegar a primera base. Corrió justo sobre la línea, con los ojos muy abiertos y sobresaltado.

Todos gritaban, ‘¡Corre a segunda, corre a segunda!’. Herbert, recobrando el aliento, corrió con dificultad hacia la segunda base.

Para el momento en que Herbert llegó a segunda base el niño del jardín derecho tenia la bola. Era el niño más pequeño en el equipo y sabia que tenia la oportunidad de ser el héroe del día. Sólo tendría que tirar la bola a segunda base, pero había entendido las intenciones del ‘pitcher’ y la tiró demasiado alto, por encima de la cabeza del niño en tercera base.

Herbert corrió a tercera base mientras que los corredores delante de el hicieron un circulo alrededor del ‘home’.

Cuando Herbert llegó a tercera, los niños de ambos equipos, y los espectadores, todos, estaban de pie gritando ‘¡corre a ‘home’! corre’.

Herbert corrió al ‘home’, se paró en la base con sus brazos en alto, rebosando felicidad, giró la cabeza mirando a su padre… mientras (cosa extraña) los jugadores de ambos equipos lo vitoreaban y abrazaban como el héroe que bateó el ‘grand slam’ y ganó el juego para su equipo. ‘Ese día’, dijo el padre con lágrimas bajando por su rostro, ‘los niños de ambos equipos se confabularon dándole a este mundo una muestra de verdadero amor y humanismo’.

Herbert no sobrevivió otro verano. Murió ese invierno, sin olvidar nunca haber sido el héroe y haber hecho a su padre muy feliz, haber llegado a casa y ver a su madre llorando de felicidad y ¡abrazando a su héroe del día!