Rate this post

Odiar todas las rosas porque una te pinchó….

Entregar todos tus sueños, porque uno de ellos no se realizó…

Desistir de todos los esfuerzos, porque uno de ellos fracasó…

Condenar todas las amistades, porque una te traicionó…

Descreer de todo amor, porque uno de ellos te fue infiel….

Dejar fuera todas las oportunidades de ser feliz, porque en una tentativa no tuviste suerte…

Espero que en tu caminata, no cometas estas locuras…

La gloria no consiste en jamás caer, ¡pero sí en erguirse cada vez que sea necesario!

Recordando que siempre, hay otra oportunidad, otra amistad, otro amor….. Una nueva fuerza.

Compartir

Publicaciones Similares