La crisis según Albert Einstein

5 (100%) 1 vote

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera si mismo sin quedar `superado´.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

-Albert Einstein.

Grandes productos

Califica esta frase

Las empresas obtienen la mayoría de sus rendimientos de una minoría de productos y esos productos fueron una creación de una minoría de empleados.
Busca empleados que creen grandes productos y servicios

Debes vivir feliz.

Califica esta frase

Ninguno de nosotros tiene muchos años para vivir.
No podemos llevarnos nada cuando nos vayamos.
Debemos ser ahorrativos pero sin sacrificar nuestro bienestar.
Gasta el dinero que deba ser gastado, disfruta lo que deba ser disfrutado, dona lo que te sea posible.
No te preocupes de lo que pasará cuando te hayas ido, no sentirás si te alaban o te critican.
El tiempo para disfrutar la vida es este y la riqueza que tan difícilmente ganaste, ¡debes gozarla!
No te preocupes de más por tus hijos, porque ellos tendrán su propio destino y encontrarán su propio camino.
Cuídalos, ámalos, consiéntelos y disfrútalos.
La vida tiene mucho más, que trabajar desde la cuna hasta la tumba.
No esperes mucho de tus hijos.
Los hijos que se preocupan por sus padres, también están ocupados con sus trabajos, sus compromisos y su propia vida.
No intercambies salud por riqueza trabajando de más, no sea que caves una temprana sepultura.
De mil hectáreas sembradas de arroz, sólo puedes consumir 1/2 taza diaria;
de mil mansiones, sólo necesitas un espacio de 8 metros cuadrados para descansar por las noches.
Siempre y cuando tengas suficiente alimento y dinero para gastar, no necesitas más.
Debes vivir feliz.
Cada familia tiene sus propios problemas.
No te compares con otros midiendo tu fama o estatus social, o para ver los hijos de quién tienen más éxito.
En lugar de éso, ayuda e invita a otros a que logren felicidad, salud, gozo, calidad de vida y vivir más tiempo.
Acepta las cosas que no puedes cambiar, si te preocupas demasiado puedes estropear tu salud.
Debes crear tu propio bienestar y encontrar tu propia felicidad.
Mantén un buen estado de ánimo, buena disposición, haciendo cosas que te diviertan y alegren diariamente, así vivirás días felices.
Un día sin felicidad, es un día que pierdes.
Un día vivido felizmente, es un día ganado.
Teniendo buen ánimo, la enfermedad se curará.
Teniendo un espíritu alegre, la enfermedad se curará más rápido.
Manteniendo muy en alto el ánimo, siempre con alegría, la enfermedad nunca se acercará.
Con un buen carácter, adecuado ejercicio, alimentos sanos y un consumo razonable de vitaminas y minerales, se espera que tengas muchos años de vida saludable y placentera.
Aprende a apreciar la bondad en todo… familia, amigos…..
ellos te harán sentir joven, revivir los buenos momentos, los pasajes interesantes de tu vida.
En la vida quien pierde el techo, gana las estrellas.
A veces pierdes lo que querías, pero conquistas lo que nunca imaginaste.
Aprovecha cada minuto de tu vida.
No te fijes en la apariencia, porque ésta cambia con el tiempo.
No busques a la persona perfecta, porque no existe.
Más busca, por encima de todo, a alguien que sepa tu verdadero valor.
Ten tres amores: tú, la familia y los amigos.

Buenos propósitos

Califica esta frase

Buenos propósitos:
Rífesela, arriesgue, atrévase.
Chínguele, a trabajar duro.
No sea gacho, respete a los demás.
Haga su trabajo bien.
Eduque a sus hijos.
No tire basura.
No sea corrupto.
Si es casado sea fiel.
Conviva con la familia.
Ayude al que lo necesite.
No comparta información falsa.
No mande imágenes groseras.
No maltrate animales.
Respete al prójimo.
Dígale a sus hijos que los ama.
Dígale a sus papás que los ama (aunque estén fallecidos).
No se meta en la fila.
Ceda el paso.
Sea amable.

Maneje despacio.
No se robe nada.
No se distraiga en el trabajo.
Salude a todos en todas partes.
Siempre diga GRACIAS y POR FAVOR.
Sonría siempre.
Siempre pregunte, nunca hay preguntas tontas.
Además de su verdad, hay otras, respételas.
No discrimine a nadie.
No ande acosando mujeres.
El cambio comienza con UNO mismo..