Él héroe del día.

Califica esta frase

El padre del niño continuó diciendo: ‘Yo creo que cuando un niño como Herbert, física y mentalmente discapacitado, viene al mundo, una oportunidad de ver la naturaleza humana se presenta, y se manifiesta en la forma en la que otras personas tratan a ese niño’.

Entonces contó que un día caminaba con su hijo Herbert cerca de un parque donde algunos niños jugaban baseball. Herbert le preguntó a su padre:
-‘¿Papá, tu crees que me dejen jugar?’

Su padre sabía que a la mayoría de los niños no les gustaría que alguien como Herbert jugara en su equipo, pero el padre también entendió que si le permitían jugar a su hijo, le darían un sentido de pertenencia muy necesario y la confianza de ser aceptado por otros a pesar de sus habilidades especiales.

El padre de Herbert se acercó a uno de los niños que estaban jugando y le preguntó (sin esperar mucho) si Herbert podría jugar.

El niño miró alrededor por alguien que lo aconsejara y le dijo: Estamos perdiendo por seis carreras y el juego esta en la octava entrada. Supongo que puede unirse a nuestro equipo y trataremos de ponerlo al bate en la novena entrada’.

Herbert se desplazó con dificultad hasta la banca y con una amplia sonrisa, se puso la camiseta del equipo mientras su padre lo contemplaba con lágrimas en los ojos por la emoción.

Mientras Herbert se sentaba entre el grupo de los que esperaban su posibilidad de jugar, su padre lo contemplaba. Los otros chicos notaron algo muy evidente: la felicidad del padre cuando su hijo era aceptado.

Al final de la octava entrada, el equipo de Herbert logró anotar algunas carreras pero aún estaban detrás en el marcador por tres.

Al inicio de la novena entrada, Herbert se puso un guante y jugó en el jardín derecho.

Aunque ninguna pelota llegó a Herbert, estaba obviamente extasiado solo por estar en el juego y en el campo, sonriendo de oreja a oreja mientras su padre lo animaba desde las graderías.

Al final de la novena entrada, el equipo de Herbert anotó de nuevo. Ahora con dos ‘outs’ y las bases llenas la carrera para obtener el triunfo era una posibilidad y Herbert era el siguiente en batear.

Con esta oportunidad, ¿dejarían a Herbert batear y renunciar a la posibilidad de ganar el juego? Sorprendentemente, Herbert estaba al bate.

Todos sabían que un solo ‘hit’ era imposible por que Herbert no sabía ni como agarrar el bate correctamente, mucho menos pegarle a la bola.

Sin embargo, mientras Herbert se paraba sobre la base, el ‘pitcher’, reconoció que el otro equipo estaba dispuesto a perder para brindarle a Herbert un gran momento en su vida, se movió unos pasos al frente y tiró la bola muy suavemente para que Herbert pudiera al menos hacer contacto con ella.

El primer tiro llegó y Herbert abanicó torpemente y falló.

El ‘pitcher’ de nuevo se adelantó unos pasos para tirar la bola suavemente hacia el bateador.

Esta vez Herbert abanicó y golpeó la bola tan suavemente que ésta cayó justo enfrente del ‘pitcher’.

El juego podría haber terminado. El ‘pitcher’ podria haber recogido la bola y haberla tirado a primera base.

Herbert hubiera quedado fuera y habría sido el final del juego. Pero, el ‘pitcher’ tiró la bola muy alto sobre la cabeza del niño en primera base, fuera del alcance del resto de sus compañeros de equipo.

Todos los espectadores en las graderías y los jugadores de ambos equipos empezaron a gritar ‘Herbert corre a primera base, corre a primera’ nunca en su vida Herbert había corrido esa distancia, pero logró llegar a primera base. Corrió justo sobre la línea, con los ojos muy abiertos y sobresaltado.

Todos gritaban, ‘¡Corre a segunda, corre a segunda!’. Herbert, recobrando el aliento, corrió con dificultad hacia la segunda base.

Para el momento en que Herbert llegó a segunda base el niño del jardín derecho tenia la bola. Era el niño más pequeño en el equipo y sabia que tenia la oportunidad de ser el héroe del día. Sólo tendría que tirar la bola a segunda base, pero había entendido las intenciones del ‘pitcher’ y la tiró demasiado alto, por encima de la cabeza del niño en tercera base.

Herbert corrió a tercera base mientras que los corredores delante de el hicieron un circulo alrededor del ‘home’.

Cuando Herbert llegó a tercera, los niños de ambos equipos, y los espectadores, todos, estaban de pie gritando ‘¡corre a ‘home’! corre’.

Herbert corrió al ‘home’, se paró en la base con sus brazos en alto, rebosando felicidad, giró la cabeza mirando a su padre… mientras (cosa extraña) los jugadores de ambos equipos lo vitoreaban y abrazaban como el héroe que bateó el ‘grand slam’ y ganó el juego para su equipo. ‘Ese día’, dijo el padre con lágrimas bajando por su rostro, ‘los niños de ambos equipos se confabularon dándole a este mundo una muestra de verdadero amor y humanismo’.

Herbert no sobrevivió otro verano. Murió ese invierno, sin olvidar nunca haber sido el héroe y haber hecho a su padre muy feliz, haber llegado a casa y ver a su madre llorando de felicidad y ¡abrazando a su héroe del día!

Acerca de los HIJOS

Califica esta frase

Acerca de los HIJOS
Definitivamente no son tuyos, son personas independientes, sólo quiérelos y ámalos, trata de educarlos con el ejemplo y enseñándolos a hacer lo correcto, si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos.
Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cuando tu ya te hayas convertido en abuelo, será entonces que sabrán lo que significa ser Padre o Madre.
Pero si te llegan a decir que están orgullosos de ser tu hijo, date por recompensado con creces.
Y si alguno de ellos debe partir antes que tú, que al menos te quede el consuelo de haberle dicho muchas veces cuánto lo amabas.

Señor, tú tienes el poder

3 (60%) 1 vote

Señor, tú tienes el poder

Sí, tú, señor trabajador, empresario, agricultor, profesionista, comerciante, industrial, hombre o mujer.

Tú tienes el poder de hacer que las cosas cambien, el poder de mejorar, el poder de sacar de la miseria a muchas personas, de cambiar la angustia y las lágrimas, en sonrisas y esperanzas.

Dios te ha hecho líder, de tu vida, de tu casa, de tu trabajo, de tu negocio, de tu familia.

Te ha llenado de bendiciones y de poder, para que lo uses en bien tuyo, de tu familia y de los demás.

Date cuenta que las necesidades son muchas.

Existen personas sufriendo aunque no las veas y tú puedes hacer algo por ellas.

Su esperanza puedes ser tú.

Estamos esperando que actúes y tomes la iniciativa.

Sabemos que ya haces mucho bien, en tu familia, en tus seres cercanos, en tu trabajo, pero también sabemos que tienes más capacidad de dar.

Que no has dado todo lo que podrías.

Todo lo que Dios pide de ti.

Estamos seguros que puedes dar más.

Tú tienes mucho más poder que el que has usado hasta ahorita.

Algunos se la pasan quejando de lo mal que están las cosas, del gobierno, de la violencia, etc, y no actúan.

No se dan cuenta que tienen el poder de cambiar las cosas y no lo han usado.

Y la comunidad los está esperando.

Y los necesitados también.

No es necesario dedicarle mucho tiempo, tu trabajo te lo requiere y no se debe descuidar.

Pero sí se puede ayudar apoyando a las instituciones que se dedican a ello, en donde voluntarios regalan su tiempo para darle una mano al desprotegido o llevar a cabo la labor social que falta.

Ocupan del apoyo que tú les puedes dar.

Ofréceles tu tiempo, tus donativos, tus productos o servicios.

Hay mucho que puedes dar.

Quizás ya apoyes, pero bien puedes apoyar más.

Si las cosas en nuestras ciudades no andan bien, es porque los señores no hemos usado nuestro poder para hacerlas cambiar.

 

¿Qué esperas?

 

Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.

Sólo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchos que te aprecian, admiran y quieren.

Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es solo tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una cosa del destino, sino una conquista para quien sabe viajar adentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí y ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de sí mismo.

Es tener coraje para oír o decir un «no».

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea dura.

Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple, que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir ‘me equivoqué’.

Es tener la osadía para decir ‘perdóname’.

Es tener sensibilidad para expresar ‘te necesito’.

Es tener capacidad de decir ‘te amo’.

Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz.

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.

Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.

Pues así serás más apasionado por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.

Usar las pérdidas para refinar la paciencia.

Usar las fallas para esculpir la serenidad.

Usar el dolor para lapidar el placer.

Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas….

Jamás desistas de las personas que amas.

Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo apasionante.

Comunicación para la Acción

Califica esta frase

Comunicación para la Acción
¿En qué conversaciones estás?
¿Cuáles de tus conversaciones son para la acción?
Charla autentica = > Conversación de posibilidades
La conversación para la acción abre la posibilidad de que sucedan cosas.
Realidad:
  1. Todas tus cualidades viven en tu escuchar, en lo que te dicen y te dices. Ellas no son propiedades tuyas, están en el escuchar, no en ti.
  2. Si todas tus cualidades solo viven en tu escuchar, entonces ellas son nada. Son aire, palabras o voces.
  3. La manera en que se manifiestan tus cualidades es en la interpretación que otra gente hace de tus acciones (otra gente te incluye). O de lo que ellos creen que son tus acciones. Solo eso sirve para calificarte.
Dominio de acción:
  1. Condiciones de satisfacción
  2. Compromiso:
    1. Petición
    2. Promesa
    3. Declaración
    4. Afirmaciones
  3. Interpretación
  4. Declaración de SER
Declaraciones de SER:
  1. ¿Cuáles te has hecho en los últimos años?
  2. ¿En qué circunstancias las hiciste?
  3. ¿Quien me te has dicho que eres o quieres ser?
  4. ¿A quienes lo has comunicado?
  5. ¿Qué declaración de ser eres tu ahorita?
  6. ¿Qué nuevas declaraciones de ser comienzan a ser posibles para ti?
Alguien de quien te gustaría desquitarte:
  1. ¿Cuándo sucedió?
  2. ¿Dónde sucedió?
  3. ¿Qué sucedió?
  4. ¿Cómo te sentiste?
  5. ¿Qué escuchaste?
  6. ¿Cómo escucho el?
  7. ¿De quien es la responsabilidad?
  8. ¿Sentimientos, en ese entonces y ahora?
Declaraciones:
  1. Tu afirmas que alguien te hizo «x»
  2. Declaras que hacerlo en malo
  3. Afirmas que lo hizo deliberadamente para dañarte
  4. Prometes desquitarte
  5. Prometes no perdonarlo
  6. Prometes no hacérselo saber
  7. Prometes ser victima para siempre
  8. Prometes que toda futura posibilidad con el esta clausurada
Situaciones incompletas
  1. ¿Qué tiene que ocurrir para declarar esta situación completa?
  2. ¿Qué necesitas decir?
  3. ¿Qué peticiones necesitas hacer?
  4. ¿Qué puede ocurrir acerca de esto?
  5. ¿Qué podría completar esto?
  6. ¿Qué declaraciones puedes hacer?
Desden:
Yo declaro que tu no perteneces a la categoría de los seres humanos y prometo ignorarte.
Simpatía:
Estoy naturalmente abierto a ti, y no tengo otra explicación que la de que tu existes.
Esperanza:
Creo en la posibilidad de las posibilidades.
Confianza:
Los humanos somos la posibilidad de la confianza o no.
Perdón:
Restablecer la relación de confianza.
Amor:
Declaro que tu mundo de intereses es mio también.
Homenaje a la posibilidad que tu eres para mi.
Querer:
Deseo de algo.
Deseo:
Declaro que para ser yo te necesito.
Aceptación:
Declaro que acepto las cosas del modo en que estas son.
Maravillarse:
Aceptar las posibilidades como posibilidades.
Rechazo:
Opuesto a la aceptación.
Desesperanza:
No creo en la posibilidad de las posibilidades.
Serenidad:
Nace en la aceptación de lo que es.
La vida como es y estoy conforme.
Goce:
Existe cuando me abro a la posibilidad de posibilidades.
Felicidad:
Condición del escuchar humano en el cual surgen la serenidad y el goce.
Emociones:
Son fenómenos del escuchar humano, no del cuerpo.
Creatividad
  1. ¿Qué quieres crear?
  2. Comprométete a crearlo.
  3. Ponle el tiempo, la fecha, los recursos y la dedicación suficiente.
  4. Para hacer vivir en la sociedad tu idea necesitas decírsela a los demás.
  5. Eso te compromete mas.
  6. Define las condiciones de satisfacción.
  7. ¿Qué necesita suceder para que tu te sientas satisfecho con tu proyecto’
  8. ¿Qué peticiones tienes que hacer, a quienes y cuando?
  9. ¿Qué te tienes que decir a ti?
¿Cómo inspirar a la acción?
  1. Todos saben lo que hacen.
  2. Algunos saben como lo hacen.
  3. Muy poquitos saben porque lo hacen.
  4. Propósito, creencias, objetivos.
  5. Que > Como > Porque
  6. Porque: Sentimientos, emociones, decisiones.
Apple:
Hacemos grandiosas computadoras, bonitas en diseño, simples de usar y amigables.
En todo lo que hacemos tratamos de cambiar el estatus quo, lo hacemos diferente.
Los clientes compran nuestros productos por nuestras razones de fondo.
Hermanos Wright: Creían que si inventaban el avión cambiarían el mundo.