Señor, tú tienes el poder

Califica esta frase

Señor, tú tienes el poder

Sí, tú, señor trabajador, empresario, agricultor, profesionista, comerciante, industrial, hombre o mujer.

Tú tienes el poder de hacer que las cosas cambien, el poder de mejorar, el poder de sacar de la miseria a muchas personas, de cambiar la angustia y las lágrimas, en sonrisas y esperanzas.

Dios te ha hecho líder, de tu vida, de tu casa, de tu trabajo, de tu negocio, de tu familia.

Te ha llenado de bendiciones y de poder, para que lo uses en bien tuyo, de tu familia y de los demás.

Date cuenta que las necesidades son muchas.

Existen personas sufriendo aunque no las veas y tú puedes hacer algo por ellas.

Su esperanza puedes ser tú.

Estamos esperando que actúes y tomes la iniciativa.

Sabemos que ya haces mucho bien, en tu familia, en tus seres cercanos, en tu trabajo, pero también sabemos que tienes más capacidad de dar.

Que no has dado todo lo que podrías.

Todo lo que Dios pide de ti.

Estamos seguros que puedes dar más.

Tú tienes mucho más poder que el que has usado hasta ahorita.

Algunos se la pasan quejando de lo mal que están las cosas, del gobierno, de la violencia, etc, y no actúan.

No se dan cuenta que tienen el poder de cambiar las cosas y no lo han usado.

Y la comunidad los está esperando.

Y los necesitados también.

No es necesario dedicarle mucho tiempo, tu trabajo te lo requiere y no se debe descuidar.

Pero sí se puede ayudar apoyando a las instituciones que se dedican a ello, en donde voluntarios regalan su tiempo para darle una mano al desprotegido o llevar a cabo la labor social que falta.

Ocupan del apoyo que tú les puedes dar.

Ofréceles tu tiempo, tus donativos, tus productos o servicios.

Hay mucho que puedes dar.

Quizás ya apoyes, pero bien puedes apoyar más.

Si las cosas en nuestras ciudades no andan bien, es porque los señores no hemos usado nuestro poder para hacerlas cambiar.

 

¿Qué esperas?

 

Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.

Sólo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchos que te aprecian, admiran y quieren.

Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es solo tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una cosa del destino, sino una conquista para quien sabe viajar adentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí y ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de sí mismo.

Es tener coraje para oír o decir un «no».

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea dura.

Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple, que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir ‘me equivoqué’.

Es tener la osadía para decir ‘perdóname’.

Es tener sensibilidad para expresar ‘te necesito’.

Es tener capacidad de decir ‘te amo’.

Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz.

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.

Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.

Pues así serás más apasionado por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.

Usar las pérdidas para refinar la paciencia.

Usar las fallas para esculpir la serenidad.

Usar el dolor para lapidar el placer.

Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas….

Jamás desistas de las personas que amas.

Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo apasionante.

Comunicación para la Acción

Califica esta frase

Comunicación para la Acción
¿En qué conversaciones estás?
¿Cuáles de tus conversaciones son para la acción?
Charla autentica = > Conversación de posibilidades
La conversación para la acción abre la posibilidad de que sucedan cosas.
Realidad:
  1. Todas tus cualidades viven en tu escuchar, en lo que te dicen y te dices. Ellas no son propiedades tuyas, están en el escuchar, no en ti.
  2. Si todas tus cualidades solo viven en tu escuchar, entonces ellas son nada. Son aire, palabras o voces.
  3. La manera en que se manifiestan tus cualidades es en la interpretación que otra gente hace de tus acciones (otra gente te incluye). O de lo que ellos creen que son tus acciones. Solo eso sirve para calificarte.
Dominio de acción:
  1. Condiciones de satisfacción
  2. Compromiso:
    1. Petición
    2. Promesa
    3. Declaración
    4. Afirmaciones
  3. Interpretación
  4. Declaración de SER
Declaraciones de SER:
  1. ¿Cuáles te has hecho en los últimos años?
  2. ¿En qué circunstancias las hiciste?
  3. ¿Quien me te has dicho que eres o quieres ser?
  4. ¿A quienes lo has comunicado?
  5. ¿Qué declaración de ser eres tu ahorita?
  6. ¿Qué nuevas declaraciones de ser comienzan a ser posibles para ti?
Alguien de quien te gustaría desquitarte:
  1. ¿Cuándo sucedió?
  2. ¿Dónde sucedió?
  3. ¿Qué sucedió?
  4. ¿Cómo te sentiste?
  5. ¿Qué escuchaste?
  6. ¿Cómo escucho el?
  7. ¿De quien es la responsabilidad?
  8. ¿Sentimientos, en ese entonces y ahora?
Declaraciones:
  1. Tu afirmas que alguien te hizo «x»
  2. Declaras que hacerlo en malo
  3. Afirmas que lo hizo deliberadamente para dañarte
  4. Prometes desquitarte
  5. Prometes no perdonarlo
  6. Prometes no hacérselo saber
  7. Prometes ser victima para siempre
  8. Prometes que toda futura posibilidad con el esta clausurada
Situaciones incompletas
  1. ¿Qué tiene que ocurrir para declarar esta situación completa?
  2. ¿Qué necesitas decir?
  3. ¿Qué peticiones necesitas hacer?
  4. ¿Qué puede ocurrir acerca de esto?
  5. ¿Qué podría completar esto?
  6. ¿Qué declaraciones puedes hacer?
Desden:
Yo declaro que tu no perteneces a la categoría de los seres humanos y prometo ignorarte.
Simpatía:
Estoy naturalmente abierto a ti, y no tengo otra explicación que la de que tu existes.
Esperanza:
Creo en la posibilidad de las posibilidades.
Confianza:
Los humanos somos la posibilidad de la confianza o no.
Perdón:
Restablecer la relación de confianza.
Amor:
Declaro que tu mundo de intereses es mio también.
Homenaje a la posibilidad que tu eres para mi.
Querer:
Deseo de algo.
Deseo:
Declaro que para ser yo te necesito.
Aceptación:
Declaro que acepto las cosas del modo en que estas son.
Maravillarse:
Aceptar las posibilidades como posibilidades.
Rechazo:
Opuesto a la aceptación.
Desesperanza:
No creo en la posibilidad de las posibilidades.
Serenidad:
Nace en la aceptación de lo que es.
La vida como es y estoy conforme.
Goce:
Existe cuando me abro a la posibilidad de posibilidades.
Felicidad:
Condición del escuchar humano en el cual surgen la serenidad y el goce.
Emociones:
Son fenómenos del escuchar humano, no del cuerpo.
Creatividad
  1. ¿Qué quieres crear?
  2. Comprométete a crearlo.
  3. Ponle el tiempo, la fecha, los recursos y la dedicación suficiente.
  4. Para hacer vivir en la sociedad tu idea necesitas decírsela a los demás.
  5. Eso te compromete mas.
  6. Define las condiciones de satisfacción.
  7. ¿Qué necesita suceder para que tu te sientas satisfecho con tu proyecto’
  8. ¿Qué peticiones tienes que hacer, a quienes y cuando?
  9. ¿Qué te tienes que decir a ti?
¿Cómo inspirar a la acción?
  1. Todos saben lo que hacen.
  2. Algunos saben como lo hacen.
  3. Muy poquitos saben porque lo hacen.
  4. Propósito, creencias, objetivos.
  5. Que > Como > Porque
  6. Porque: Sentimientos, emociones, decisiones.
Apple:
Hacemos grandiosas computadoras, bonitas en diseño, simples de usar y amigables.
En todo lo que hacemos tratamos de cambiar el estatus quo, lo hacemos diferente.
Los clientes compran nuestros productos por nuestras razones de fondo.
Hermanos Wright: Creían que si inventaban el avión cambiarían el mundo.

Durante un seminario para matrimonios

Califica esta frase

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:
¿Te hace feliz tu esposo?
El esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad,

sabía que su esposa diría que sí.
Sin embargo la esposa respondió con un
No…… no me hace feliz.
Y ante el asombro de todos… continuó:
-No me  hace feliz ……… ¡Yo soy feliz! 
El que yo sea feliz o no, no depende de el, sino de  mí.
Yo soy la  única persona, de quien depende, mi felicidad.
Yo determino ser feliz
 en cada situación y en cada momento de mi  vida, 
pues si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa o circunstancia,
yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente y la mayoría de las cosas están fuera de nuestro control.

El ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc.
A través de mi vida, he aprendido algo;
decido ser feliz y lo demás lo llamo…. experiencias:
amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar,  consolar.
Hay gente que dice:
No  puedo ser feliz … porque estoy enferma,  porque no tengo  dinero,
porque hace mucho calor, porque alguien me insultó,
porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró…..
Pero …lo que no sabes es que ….PUEDES SER  FELIZ…….
aunque…  estés enfermo,
aunque…haga calor,
aunque… no  tengas  dinero,
aunque… alguien te  haya insultado,
aunque… alguien no te amó ,
o no te haya valorado.
Empieza tu dia con una sonrisa y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.
¡SER FELIZ  ES ACTITUD!
La confianza en DIOS nos da la fuerza necesaria para lograrlo.

Rezar es una conversación con Dios

5 (100%) 1 vote

Es el momento de más calma del día.
Rezar es una fotografía en sepia, un regreso a la casa de tus abuelos y al tiempo sin tiempo de tu infancia.
Es un Padre Nuestro platicando con Dios para que te ayude en los exámenes.
Es el refugio del frío, y el silencio acogedor.
Rezar es tener memoria.
Rezar es lo que va antes del trabajo o después del trabajo, ya lo dice el refrán: a Dios rogando y con el mazo dando.
Es lo único que puedes hacer cuando ya no puedes hacer más, y es la forma de comprometerse de quien no tiene otro medio de hacerlo, como cuando rezamos por un enfermo que se va a operar y ya está todo en manos del cirujano (y de Dios).
Rezar  hace milagros, ofrece consuelo al que reza y a aquel por quien se reza.
Rezar nunca es inútil, porque siempre conforta.
Rezar es decir rezaré por ti y, también, reza por mí.
Rezar es la aceptación de tus limitaciones.
Es aprender a resignarse cuando lo que pudo ser no ha sido.
Es vivir sin rencor, aprender a olvidar, aceptar la derrota con dignidad y celebrar el triunfo con humildad.
Rezar es resignación cuando procede, pero también arrebato y pundonor cuando toca.
Es buscar las fuerzas si no se tienen y confiar en que las cosas van a ser como deberían ser.
Rezar es optimismo, no dar nada por perdido, luchar y resistir.
Es relajarse y calmar los nervios, prepararse para lo que ha de venir.
No es solo buscar el coraje, sino también la inspiración, la idea, el enfoque, la luz, el claro en medio de la espesura.
Rezar es razonar, aunque parezca lo más irracional que haya.
Es la mente funcionando con la intuicion.
Es planificar y anticiparse.
Es pausa en un mundo excitado.
Es calma cuando todo es ansiedad.
Rezar es una forma extrema de independencia.
Rezar es un placer oculto, que se reserva para la intimidad.
Un acto privado, y casi a escondidas, que, cuando se hace acompañado, necesita mucha confianza.
Rezar es desnudarse y abrir tu alma.
Es una declaración de amor por la persona que tienes en tus rezos.
Es derramar tu cariño sobre los que más quieres y sentir el cariño de los que rezan por ti.
Rezar es tener a otros en tus oraciones y estar en las oraciones de otros.
Rezar, y sobre todo que recen por ti, es la mayor aspiración que uno puede tener en la vida, un privilegio inmenso.
Es querer tanto a alguien como para rezar por él, y que alguien te quiera tanto como para rezar por ti.
¿Cabe mayor orgullo?
¿Existe mayor plenitud que la de saber que hay una madre, un hermano, un hijo o un amigo que quiere que Dios te proteja, y te dé salud, y te ilumine, y te ayude, y te acompañe, y esté siempre contigo?
Rezar es tener fe, tener fe en la vida, en las personas, en tus amigos, en tus hijos, en tus padres, en Dios.
Es un súper poder que nos predispone al bien.
Rezar es creer y ser practicante de un mundo mejor.