Principios Grupo Carso y fundaciones

Califica esta frase

  • Estructuras simples, organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas. Flexibilidad y rapidez en las decisiones. Operar con las ventajas de la empresa pequeña que son las que hacen grandes a las grandes empresas.
  • Mantener  la austeridad en tiempos de vacas gordas fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa, así mismo evita los amargos ajustes drásticos en las épocas de crisis.
  • Siempre activos en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Incrementar la productividad, competitividad, reducir gastos y costos guiados siempre por las más altas referencias mundiales.
  • La empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador. No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos. Mínima inversión en activos no productivos.
  • No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad de los objetivos y conociendo los instrumentos.
  • El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso reinvertimos las utilidades.
  • La creatividad empresarial no sólo es aplicable a los negocios, sino también a la solución de muchos de los problemas de nuestros países. Lo que hacemos a través de las Fundaciones del Grupo.
  • El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos.
  • Todos los tiempos son buenos para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.
  • Nuestra premisa es y siempre ha sido tener muy presente que nos vamos sin nada; que sólo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que administra temporalmente.

Diferencia entre exitosos y no exitosos

Califica esta frase

La diferencia entre la gente exitosa y la no exitosa, es que el exitoso dice no casi a todo. A los excesos, vicios, lujo, malas inversiones, compromisos incómodos, cosas ilegales, riesgos altos, cosas sin importancia, distracciones, oportunidades que no te laten, conversaciones negativas, etc.

El objetivo de una empresa.

Califica esta frase

En una empresa si cada quien hace bien su trabajo, la empresa prospera.
Pero lo más importante es el objetivo de la empresa.
Hay ocasiones en que por hacer nuestro trabajo dañamos el objetivo de la empresa.
Por ejemplo, tengo que hacer un reporte y dejo de atender un cliente.
Cumpliré con mi trabajo pero daño el objetivo de la empresa pues pierde un cliente.
No se puede olvidar nadie del objetivo de la empresa.
A veces habrá que incumplir con ciertas reglas para contribuir al objetivo de la empresa.

En cualquier trabajo se necesita «afilar el hacha».

Califica esta frase

Cuentan de un nuevo leñador que inició a trabajar cortando arboles.
Era una persona tenaz y decidida.
Al principio como no sabía, cortaba solo 10 arboles al día.
Luego que aprendió llego a cortar 20 arboles al día.
Esforzándose mucho llego un día a cortar hasta 30 arboles.
Pero de ahí en adelante cada día cortaba menos arboles.
Aún y cuando se seguía esforzando y trabajando mas.
Le ponía mucho empeño, fuerza y dedicación.
Pero cada día cortaba menos arboles.
Desesperado por sus bajos resultados fue a ver a su jefe y le contó lo que pasaba.
El jefe le preguntó: ¿Has afilado el hacha?
En cualquier trabajo se necesita «afilar el hacha».
Hay que reflexionar en lo que hacemos, como lo hacemos.
¿Hay una mejor manera de hacerlo?
Hay que preguntar a los que saben.

Hábitos de personas exitosas

Califica esta frase

Hábitos de personas exitosas:

1. No crean planes de respaldo.
Un back-up plan puede ayudarte a dormir mejor por la noche.
También puede crear una salida fácil cuando los tiempos se ponen difíciles.
Vas a trabajar mucho más duro y mas si tu plan primario simplemente tiene que funcionar, porque no hay otra opción.
El compromiso total – sin red de seguridad -, te impulsa a trabajar más duro de lo que nunca imaginaste posible.
Si de alguna manera lo peor sucede (y «peor» nunca es tan malo como piensas), ten la confianza que vas a encontrar una manera de recuperarte.
Mientras sigas trabajando duro y sigas aprendiendo de tus errores.
2. Ellos hacen el trabajo.
Puede ser bueno con un poco de esfuerzo.
Pero puede ser realmente bueno, con un poco más de esfuerzo.
No se puede ser grande – en nada – a menos que pongas una increíble cantidad de esfuerzo concentrado.
Raspa la superficie de cualquier persona con habilidades superiores y encontrarás una persona que ha puesto miles de horas de esfuerzo en el desarrollo de esas habilidades.
No hay atajos.
No hay éxitos durante la noche.
Todo el mundo ha oído hablar del principio de las 10,000 horas, pero casi nadie lo sigue … excepto las personas muy exitosas.
Así que empieza a hacer el trabajo ahora.
El tiempo se está perdiendo.
3. … Y trabajar mucho más.
Cada empresario muy exitoso que conozco trabaja más horas que la persona promedio – mucho más.
Tienen una larga lista de cosas que quieren hacer.
Así que tienen que poner un montón de tiempo en ello.
Si no trabajas tanto, que otros considerarían una locura, entonces tu meta no significa tanto para ti – o no es particularmente difícil de lograr.
No tendrías un éxito notable.
4. Evitan las multitudes.
La sabiduría convencional produce resultados convencionales.
Unirse a la multitud – no importa que tan de moda o «caliente» sea la oportunidad – es una receta para la mediocridad.
Gente con notable éxito habitualmente hacen lo que otros no quieren hacer.
Ellos van donde otros no van porque hay una competencia mucho menor y una mayor posibilidad de éxito.
5. Empiezan al final …
Éxito promedio se basa a menudo en el establecimiento de metas promedio.
Decide lo que realmente quieres: ser el mejor, el más rápido, el más barato, el más grande, lo que sea.
El objetivo del final.
Decide dónde quieres terminar.
Esa es tu meta.
Entonces trabaja hacia atrás y diseña cada paso en el camino.
Nunca arranques pequeño, en cuanto a metas se refiere.
Vas a tomar mejores decisiones – y te resultara mucho más fácil trabajar más duro – cuando tu objetivo final es grande.
6. … y no se detienen ahí.
El logro de una meta – no importa lo grande – no es la meta para las personas altamente exitosas.
El logro de una meta enorme sólo crea una plataforma de lanzamiento para alcanzar otra meta enorme.
Tal vez quieres crear un negocio de $ 100 millones, una vez que lo hagas, puedes aprovechar tus contactos e influencias para crear una fundación benéfica.
Luego, tu éxito empresarial y humanitario puede crear una plataforma para hablar, escribir, y enseñar liderazgo .
Entonces …
El proceso de convertirte en un éxito notable en un campo te dará las habilidades y la red para ser un éxito notable en otros campos.
Cabe destacar que las personas exitosas no tratan de ganar una sola carrera.
Ellos esperan y planean ganar varias carreras posteriores.
7. Ellos venden.
Una vez pregunté a un número de empresarios y directores generales que nombraran la única habilidad que sentían más contribuyó a su éxito.
Cada uno dijo que la capacidad de vender.
Tenga en cuenta que venta no es manipular, presionar o engatusar.
La venta es explicar la lógica y los beneficios de una decisión.
Vender es convencer a otras personas para trabajar contigo.
La venta es la superación de las objeciones.
La venta es la base del negocio y del éxito personal: saber negociar, hacer frente a un «no», mantener la confianza y la autoestima frente al rechazo, comunicarse eficazmente con una amplia gama de personas, construir relaciones de largo plazo…
Cuando realmente crees en tu idea, o empresa, o en ti mismo, entonces no es necesario que tengas un ego enorme o una gran personalidad.
No tienes que «venderte».
Sólo necesitas comunicarte.
8. Nunca son demasiado orgullosos.
Para admitir que cometieron un error.
Decir que lo sienten.
Tener grandes sueños.
Admitir que deben su éxito a los demás.
Para reírse de sí mismos.
Para solicitar ayuda.
Para fallar.
Y para volver a intentarlo.

El sentido de tu vida

Califica esta frase

El sentido de tu vida =
Lo que haces bien +
lo que te gusta hacer +
lo que te pagan por hacer +
lo que haces por los demás
El sentido de tu vida = Pasión + profesión + vocación + misión
  • Pasión: Lo que haces bien + lo que te gusta hacer
  • Profesión: Lo que haces bien + lo que te pagan por hacer
  • Vocación: Lo que te pagan + lo que haces por los demás
  • Misión: Lo que haces por los demás + lo que te gusta hacer
Puedes tener satisfacción en tu trabajo pero sentirte poco útil
Te falta hacer algo por los demás
Puedes estar contento y satisfecho pero no tener suficientes ingresos
Te falta hacer algo por lo que te paguen bien
Puedes estar confortable, pero vacío
Te falta hacer algo que te guste y ayude a los demás
Puedes estar entusiasmado y complacido pero insatisfecho
Te falta hacer algo en lo que seas bueno y te guste

La inteligencia

3 (60%) 2 votes

La inteligencia, sin amor, te hace perverso. 
La justicia, sin amor, te hace implacable. 
La diplomacia, sin amor, te hace hipócrita. 
El éxito, sin amor, te hace arrogante. 
La riqueza, sin amor, te hace avaricioso. 
La docilidad, sin amor, te hace servil. 
La pobreza, sin amor, te hace orgulloso. 
La belleza, sin amor, te hace ridículo. 
La autoridad, sin amor, te hace tirano. 
El trabajo, sin amor, te hace esclavo.