La crisis según Albert Einstein

5 (100%) 1 vote

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera si mismo sin quedar `superado´.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

-Albert Einstein.

9 hábitos dañinos para el cerebro

Califica esta frase

9 hábitos dañinos para el cerebro:

  1. Acostarse a dormir muy tarde.
  2. Alto consumo de azúcar, panes y pastas.
  3. Consumir exceso de carnes rojas.
  4. Evitar salir y encerrarse en su casa.
  5. No participar en actividades grupales.
  6. Dejar de frecuentar a sus amigos.
  7. No hacer nuevas amistades.
  8. Estar quejándose de todo.
  9. Ser demasiado rutinario.
  10. Dar por verdadero lo que no sabes si es cierto.

¿Cómo va a ser tu día hoy?

Califica esta frase

¿Cómo va a ser tu día hoy?

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mi, esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un buen día…a menos que tengas otros planes.

-Mario Benedetti

Debes vivir feliz.

Califica esta frase

Ninguno de nosotros tiene muchos años para vivir.
No podemos llevarnos nada cuando nos vayamos.
Debemos ser ahorrativos pero sin sacrificar nuestro bienestar.
Gasta el dinero que deba ser gastado, disfruta lo que deba ser disfrutado, dona lo que te sea posible.
No te preocupes de lo que pasará cuando te hayas ido, no sentirás si te alaban o te critican.
El tiempo para disfrutar la vida es este y la riqueza que tan difícilmente ganaste, ¡debes gozarla!
No te preocupes de más por tus hijos, porque ellos tendrán su propio destino y encontrarán su propio camino.
Cuídalos, ámalos, consiéntelos y disfrútalos.
La vida tiene mucho más, que trabajar desde la cuna hasta la tumba.
No esperes mucho de tus hijos.
Los hijos que se preocupan por sus padres, también están ocupados con sus trabajos, sus compromisos y su propia vida.
No intercambies salud por riqueza trabajando de más, no sea que caves una temprana sepultura.
De mil hectáreas sembradas de arroz, sólo puedes consumir 1/2 taza diaria;
de mil mansiones, sólo necesitas un espacio de 8 metros cuadrados para descansar por las noches.
Siempre y cuando tengas suficiente alimento y dinero para gastar, no necesitas más.
Debes vivir feliz.
Cada familia tiene sus propios problemas.
No te compares con otros midiendo tu fama o estatus social, o para ver los hijos de quién tienen más éxito.
En lugar de éso, ayuda e invita a otros a que logren felicidad, salud, gozo, calidad de vida y vivir más tiempo.
Acepta las cosas que no puedes cambiar, si te preocupas demasiado puedes estropear tu salud.
Debes crear tu propio bienestar y encontrar tu propia felicidad.
Mantén un buen estado de ánimo, buena disposición, haciendo cosas que te diviertan y alegren diariamente, así vivirás días felices.
Un día sin felicidad, es un día que pierdes.
Un día vivido felizmente, es un día ganado.
Teniendo buen ánimo, la enfermedad se curará.
Teniendo un espíritu alegre, la enfermedad se curará más rápido.
Manteniendo muy en alto el ánimo, siempre con alegría, la enfermedad nunca se acercará.
Con un buen carácter, adecuado ejercicio, alimentos sanos y un consumo razonable de vitaminas y minerales, se espera que tengas muchos años de vida saludable y placentera.
Aprende a apreciar la bondad en todo… familia, amigos…..
ellos te harán sentir joven, revivir los buenos momentos, los pasajes interesantes de tu vida.
En la vida quien pierde el techo, gana las estrellas.
A veces pierdes lo que querías, pero conquistas lo que nunca imaginaste.
Aprovecha cada minuto de tu vida.
No te fijes en la apariencia, porque ésta cambia con el tiempo.
No busques a la persona perfecta, porque no existe.
Más busca, por encima de todo, a alguien que sepa tu verdadero valor.
Ten tres amores: tú, la familia y los amigos.

Ocho pautas para perfeccionar el poder de observación.

Califica esta frase

Las siguientes ocho pautas son particularmente útiles para perfeccionar el poder de observación:
1. Simplemente siéntate y ve lo que sucede:
Nuestra miopía espiritual a menudo nos hace mirar a lo lejos, en el espacio y en el tiempo. Abraza el momento, sin más ambiciones.
2. Saborea este momento como si fuera tu último aliento:
Puedes vivir solo un día a la vez, y nadie puede estar seguro de que se despertará a la mañana siguiente. Así que no pospongamos la felicidad. El mejor momento de tu vida es siempre este.
3. Evita las distracciones:
Un viejo proverbio japonés dice que un cazador que apunta a dos presas a la vez no matará a ninguna. Lo mismo sucede cuando intentamos seguir una conversación y leer un libro. Haz una cosa a la vez, como si fuera la cosa más importante del mundo.
Si lo haces de esa manera, sin duda lo será.
4. Libérate de todo lo que no es esencial:
Se puede reconocer a un viajero experto más por lo que deja en casa que por lo que lleva en su maleta.La vida es una aventura emocionante a través de la cual es mejor viajar liviano.Cuando te sientas sobrecargado, pregúntate: «¿Qué puedo dejar?».
5. Sé tu propio amigo:
En lugar de compararte con los demás y preocuparte por lo que piensan los demás, asume que eres único en el mundo. Vivirás toda la vida contigo mismo.
6. Celebra la imperfección:
Si ni siquiera la naturaleza en toda su complejidad, con todos sus nacimientos y muertes, es perfecta, entonces ¿por qué deberías serlo? Cada falla es una señal de que debes tomar un camino diferente.Cada defecto es una invitación a pulir un diamante. Si tienes la voluntad de mejorar, entonces es perfecto ser imperfecto.
7. Practica la compasión:
La empatía nos permite viajar hacia la situación del otro para comprenderlo. Cada persona actúa de acuerdo con el momento de crecimiento personal en el que se encuentra. Incluso cuando se comportan de manera odiosa, es lo mejor que pueden hacer con lo que tienen.
8. Deja atrás tus expectativas:
Hacer predicciones y esperar que sucedan ciertas cosas, es una forma garantizada de matar el momento. Da tu primer paso, ya, ahora. Y sigue avanzando.

Resultados

Califica esta frase

Aunque nunca sabemos las consecuencias finales de nuestras acciones y decisiones,
cada momento tiene un valor esencial.
Lo que hagas ahora tendrá un resultado único y totalmente diferente de lo que podrías hacer hecho.