El maestro verdadero es el que alienta y estimula.

Califica esta frase

El maestro verdadero es el que alienta y estimula:

• La posibilidad de ser diferente.
• El deseo de explorar lo desconocido.
• El valor de valores y opiniones.
• Las ganas de soñar otros mundos.
• La resiliencia al errar.
• El autoconocimiento.
• La lucha por la libertad.
• El derecho a la felicidad.
• La búsqueda de la belleza.

Cinco hechos innegables de la vida.

Califica esta frase

Cinco hechos innegables de la vida: 

1. No eduque a sus hijos para que sean ricos. Educalos para ser felices. Entonces, cuando crezcan, sabrán el valor de las cosas, no el precio. 
2. Las palabras más premiadas en Londres ... "Come tu comida como tus medicinas. De lo contrario, tienes que comer medicinas como tu comida". 
3. Los que te aman nunca te dejarán por otro porque incluso si hay 100 razones para renunciar, él o ella encontrará una razón para aferrarse. 
4. Hay una gran diferencia entre un ser humano y ser humano. Solo unos pocos lo entienden realmente. 
5. Eres amado cuando naces. Serás amado cuando mueras. En el medio, ¡tienes que manejártelas!

Nota: Si solo quieres caminar rápido, ¡camina solo! Pero si quieres caminar lejos, ¡camina juntos!

La crisis según Albert Einstein

5 (100%) 2 votes

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera si mismo sin quedar `superado´.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

-Albert Einstein.